Deportes

BALONCESTO

Duelo entre pistoleros

Paolo Quinteros y Berni Álvarez, dos de los mejores triplistas de la categoría, se verán las caras en la primera jornada.

Duelo entre pistoleros
Duelo entre pistoleros
HA

Llega el Tarragona 2017 al Príncipe Felipe este viernes y con él uno de los jugadores con más historia que actualmente militan en la liga LEB, Berni Álvarez. El que fuera el excelso tirador del primer gran Pamesa Valencia desembarca en Zaragoza liderando, a sus 38 años, al club en el que comenzó a formarse, el equipo de su tierra. Aquí, se deberá ver las caras con el jugador que actualmente domina la Liga en su posición, el argentino Paolo Quinteros. Dos francotiradores de elite que pondrán a prueba la dificultad del 6,75, la nueva distancia a la que se encuentra el lanzamiento triple.

 

"Jugar en Zaragoza siempre es especial, por lo que ello conlleva. Yo he librado muchas batallas en el Príncipe Felipe a lo largo de mi carrera, aunque quizás la que más recuerdo fue la final europea que perdí con Pamesa en 1999", apunta el escolta catalán. Una Copa Saporta en la que los valencianos perdieron frente a la Benetton de Obradovic por cuatro puntos de diferencia pero que puso, por primera vez, a la capital del Turia en la primera línea del panorama baloncestístico internacional.

Berni llega tocado, con unos problemas físicos que le han hecho estar parado 15 días y que ponen en peligro su participación en el encuentro. "Mi intención es jugar, poder disfrutar junto a mis compañeros del ambiente que existe en Zaragoza", afirma, "aunque no sé el tiempo que podré estar sobre el parqué o lo que el entrenador me querrá utilizar", termina por matizar. De jugar, tendrá que medirse a otro artista de la larga distancia, Paolo Quinteros. "Se trata de un jugador, incluso, para categorías superiores. Arma muy rápido el brazo, le gusta la responsabilidad y querrá agradar a su público en el primer partido en casa. Es sin duda la referencia de este CAI", dice refiriéndose al anotador argentino.

 

Un duelo que verá retrasado su escenario natural medio metro, donde se sitúa ahora la línea de tres. Una medida sobre la que ambos bombarderos coinciden en su valoración: les beneficia. "Si estás acostumbrado a tirar no hay mucha diferencia. El cambio lo acusarán los pivots abiertos, que tendrán más dificultad a la hora de lanzar de tres, pero para los tiradores puros no supone mucha dificultad", afirma Álvarez. Una reflexión que comparte el crack de Colón: "No es la misma dificultad para un especialista, al que no le cuesta esfuerzo tirar desde siete metros, que para el resto. No obstante es cuestión de práctica".

 

Y es que las mecánicas de tiro, hasta ahora ajustadas milimétricamente a los 6,25, deberán modificar ligeramente su trayectoria para encontrar su objetivo. Algo en lo que ambos jugadores han estado practicando durante la pretemporada para llegar al viernes con el punto de mira perfectamente calibrado. Paolo Quinteros declaraba ayer en la presentación oficial de la LEB Oro que estaba "cambiando la forma de ejecutar el lanzamiento". Una situación en la que también se encuentra el del Tarragona. "Al salir de bloqueo o cuando se realiza en carrera sí que es algo diferente, sobre todo si llevas muchos años asimilando una mecánica de tiro como es mi caso, pero tampoco es algo insalvable", finaliza el catalán.

 

Toda una declaración de intenciones que promete un intenso duelo entre estos dos pistoleros del parqué. Una atractiva disputa para inaugurar la temporada.

Etiquetas