Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Dubái en el Zaragoza

Un fondo soberano de inversión propiedad del acaudalado emirato se mostró interesado en convertirse en el nuevo propietario del club aragonés.

El Real Zaragoza podría cambiar de dueño y, por primera vez, pasaría a ser propiedad de capital extranjero. Siguiendo una tendencia muy común en el fútbol británico e incipiente en España, el accionariado del club aragonés se podría trasladar a manos árabes, concretamente, a manos de Dubái, uno de los siete emiratos que componen los Emiratos Árabes Unidos, un estado del golfo Pérsico y uno de los países con mayor índice de desarrollo humano y económico del mundo.

De la identidad con nombres y apellidos del comprador o compradores interesados, apenas se conoce algo. Ni siquiera las cajas de ahorros aragonesas han recibido información concreta sobre este asunto. Tan solo se conoce que la oferta de compra viene impulsada y avalada por uno de los fondos soberanos de inversión de Dubái, grandes conglomerados empresariales y financieros de titularidad estatal que se encargan de controlar la cartera de activos nacionales e internacionales del emirato.

Dichas compañías suelen estar presididas y dirigidas por jeques miembros de la realeza de Dubái, que compaginan sus funciones políticas en el gobierno de los Emiratos Árabes Unidos o en la administración del propio emirato de Dubái con elevados cargos empresariales.

Se desconoce cuál es el grupo inversor de Dubái que está detrás de la operación. En este emirato -el más conocido del país junto al de Abu Dabi,- se encuentran radicados diversos fondos de inversiones que desde hace un periodo de dos años intentan diversificar sus carteras entrando en la propiedad de clubes europeos de fútbol. El Liverpool es uno de las entidades que ha estado en el punto de mira de Dubái, así como, muy recientemente, el Betis, donde se recibió en enero una propuesta de compra por parte de la empresa Suvarna Group, un conglomerado con capital de Dubái que trasladó al club sevillano su intención de construir una 'joint venture': una alianza estratégica en la que Suvarna Group entraba en el Betis aportando un ingente capital y haciéndose responsable de las deudas existentes.

Este es el mecanismo de compra que está detrás del Real Zaragoza. Agapito se ha asegurado que la parte adquiriente inyecte el volumen inversor necesarios para limar parte de la deuda acumulada. El grupo que podría entrar en el Real Zaragoza desembarca con esas intenciones.

En Dubái destacan algunos fondos soberanos como Investment Corporation of Dubái (ICD) o Dubái World, con participación en sectores diversos como el petróleo, la banca y las finanzas, los transportes, el ocio, la construcción, la energía o el turismo.

Como se ve, no son solo 'petrodólares' lo que viene accediendo a los clubes de fútbol, un sector en auge dentro del mundo empresarial árabe, donde se celebrará en Qatar la Copa del Mundo de 2022. En los últimos años, además de la 'occidentalización' del fútbol árabe también se ha vivido el proceso contrario: el aumento de la influencia del capital árabe en el fútbol europeo. Así, el Manchester City está bajo la administración del principal fondo soberano de Abu Dabi, cuya familia real también compró el Porstmouth para revenderlo después también a un jeque de Arabia Saudí.

España tampoco está siendo ajena a este proceso. En julio, el jeque Abdullah ben Nasser Al Thani, de Qatar, adquirió el Málaga por 25 millones de euros. Y, hace solo una semana, en este caso un empresario indio, Asham Ali Syed se hizo cargo de 22 millones de deuda del Racing de Santander a cambio de la propiedad. Ahora, le toca al Zaragoza.

Etiquetas