Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CARLOS CABEZAS

"El dinero no era primordial, quería volver a la ACB"

El flamante fichaje rojillo está muy a gusto en el club, no se cierra las puertas a nada y cree que puede ser un año importante.

Carlos Cabezas vestido con la elástica del CAI.
"El dinero no era primordial, quería volver a la ACB"
OLIVER DUCH

¿Qué sensaciones tiene después de tres semanas en el equipo, en el club y en la ciudad?

Todas las sensaciones que puedo decir hasta el momento son positivas. Tanto a nivel personal como en lo colectivo me he sentido muy bien desde que llegué a Zaragoza, con los compañeros, con el 'staff' técnico y con la directiva, y eso ha hecho que todo sea un poco más fácil. Además, llegar, debutar contra el Barça y aportar un granito de arena para ganar en el Palau ante un gran rival ha hecho que todo sea más fácil. Me estoy sintiendo muy cómodo y muy a gusto.

Con usted en el equipo habían sido todo victorias hasta el pasado domingo. ¿Cómo vio al vestuario tras ese tropiezo?

Como cuando se pierde cualquier partido. La gente estaba fastidiada después de perder el encuentro, además por la forma en que se produjo con un gran acierto del rival. Porque meter 90 puntos fuera de casa no está nada mal, pero ellos estuvieron muy bien en los triples y el equipo estaba dolido, pero consciente de que era una pista muy difícil.

Ese partido demostró que este CAI ataca muy bien, pero debe mejorar en defensa.

Ofensivamente hay mucho talento, tenemos grandes tiradores y podemos crear mucho juego. Es verdad que en defensa tenemos que seguir trabajando. La defensa es una cuestión de querer, de estar en la posición adecuada, hacer lo que los técnicos nos digan y ajustarnos bien. Tenemos mucha mejora en ese aspecto.

Tras sus éxitos pasados debe ser una sensación extraña la de estar en un equipo que lucha por la permanencia.

Pero todo son retos. Es verdad que a lo largo de mi carrera he jugado para ganar títulos y ahora son diferentes objetivos. Este año la meta es seguir en la ACB y a partir de ahí, si podemos ir un poco más arriba y estar más tranquilos o, por qué no soñar, intentar meternos en 'play off', pues sería para nosotros un sueño. Como todo en la vida, son objetivos, y todo lo que venga que sea sumar va a ser bueno para todos.

Vaya cambio brusco de Rusia a Zaragoza.

Son decisiones que tomas en tu carrera por diferentes motivos. Después del año de allí, que me quedo con muchas cosas positivas, tenía muy claro que quería volver a la ACB, porque es mi país, me siento cómodo, conozco bien la liga. De momento estoy contento de la decisión que he tomado para seguir creciendo como jugador, aunque sean otros retos. Estoy motivado para ayudar al equipo.

¿Compensa aunque sea bajándose y mucho su 'caché'?

Han venido las circunstancias así. El mercado era el que era y en ese aspecto estoy tranquilo porque de Rusia vengo con una indemnización interesante y lo que quería era un sitio en el que me sintiera a gusto, trabajar fuerte para ganarme el respeto de todos y aportar en la pista todo lo que puedo dar. El tema del dinero no era primordial.

Ha fichado por una temporada, pero ¿podría Carlos Cabezas quedarse en el CAI?

Nunca se sabe. De momento está siendo todo magnífico. El club se nota que tiene su trayectoria y hemos llegado a un acuerdo por una temporada, pero a estas alturas de mi carrera no debo cerrarme ninguna puerta y está todo abierto.

El CAI necesitaba a un jugador de su estilo, con experiencia y muchas batallas libradas.

Un jugador que tenga experiencia siempre es bueno. A mí me pasaba cuando era más joven y venía alguien importante. En el vestuario es fundamental tener gente veterana porque eso da nivel competitivo, incluso en los entrenamientos. Ahora estamos tres bases, los escoltas también están a tope y todo el equipo estamos al cien por cien. En este caso, en el CAI, el elegido he sido yo y estoy encantado de haber venido así, de tener esos galones, pero todo lo dice el día a día, los partidos y esperemos que todo esto con victorias salga mejor.

Cada jornada se le ve mejor. Es usted el base con mejor valoración por minuto de la liga. Cuándo juegue 30 minutos esto será un escándalo.

Son números y situaciones anecdóticas. A nivel personal me ha podido sorprender tras mucho tiempo sin competir a nivel profesional. Las estadísticas están ahí y me tienen que dar una inyección de energía y me hacen pensar que puede ser un año importante tanto para el club como para mí para seguir trabajando y creciendo.

La realidad marca un balance de 3-3 y un calendario exigente con dos partidos complicados.

Sí. Ahora tenemos a Caja Laboral en casa, el actual campeón de liga, y viajamos a Valencia, que vienen de una racha negativa y habrá presión allí para sumar partidos. Son dos partidos difíciles. Pero vamos a centrarnos en el Caja Laboral, vamos paso a paso, y al equipo lo veo bien, trabajando duro después de quitarse presión tras las primeras victorias y a partir de ahí todo lo que podamos sumar será perfecto.

El domingo cumple usted 30 años. ¿El mejor regalo sería ganar al Caja Laboral?

Por supuesto. Además contra un equipo de tanto nivel sería un gran regalo.

Etiquetas