Despliega el menú
Deportes

ARGENTINA 1 - 0 NIGERIA

Diego gana, pero no convence

Argentina gana en su debut; pero muestra importantes lagunas. Marcó Heinze, no Messi.

Los futbolistas argentinos se retiran a los vestuarios, tras haber superado a Nigeria en su estreno en el Mundial de Sudáfrica.
Diego gana, pero no convence
AFP PHOTO

La Argentina de Diego Maradona dio ayer un victorioso primer paso en el Mundial de Sudáfrica 2010 con una actuación paradójica: brilló Leo Messi, pero eso no sirvió para que el equipo convenciera. El 1-0 ante Nigeria en el estadio de Ellis Park con gol de Gabriel Heinze a los seis minutos fue ni más ni menos que eso: el triunfo que cualquier equipo busca en un debut mundialista, el tercero ante Nigeria en una Copa del Mundo.

La historia prometía ser diferente para los bicampeones en el inicio, porque Argentina tuvo unos interesantes minutos iniciales. Todo empezó, cómo no, con Messi viboreando ya a los 47 segundos en el área, y tuvo el clímax con el gol de cabeza de Heinze. En ese lapso Argentina pareció fluida y la pelota le quemó mucho menos que en las eliminatorias. Pero poco a poco, el juego del equipo de Maradona se fue diluyendo. Perdió sentido y fuerza.

Acaso Leo Messi sea la mejor noticia que Argentina pueda rescatar de su debut. Ayer fue el jugador que tantas veces le reclamaron sus compatriotas, la única luz potente en una Argentina triunfante, pero con dudas.

"Yo se lo dije. Fue, sin ningun tipo de dudas, el mejor partido de Leo desde que está en la selección", dijo Juan Verón, el veterano que comparte habitación con Messi y que ayer no le perdió ojo a la "pulga" del Barcelona, tranquilizándolo incluso cuando los nervios lo superaban en un saque de banda. Argentina tiró siete veces entre los tres palos, y cuatro de las ocasiones fueron de Messi, que a 12 días de cumplir 23 años se sacudió la pesadumbre anímica que tantas veces le generó la selección.

Messi debutó oficialmente en la "era Maradona" en Argentina el 28 de marzo de 2009 ante Venezuela, y jugó un buen partido. Pero luego llegaron las turbulencias y la selección comenzó a pesarle. Es cierto que ayer Messi no pudo marcar, pero hubo una diferencia importante entre los goles que él no convirtió y los que no acertó Gonzalo Higuaín: mientras el delantero del Real Madrid los fallaba, a Messi se los atajaba el inspiradísimo Vincent Enyeama, no en vano considerado estrella entre los arqueros africanos. "Ganamos, que era lo más importante", destacó Messi. "Lamentablemente nos faltó definir las ocasiones que generamos; pero nos vamos con la alegría de haber ganado", agregó el argentino.

Messi estaba, claramente, encendido y dispuesto a demostrar que las frases del último años -"no siente la camiseta", "sólo juega por dinero"- eran infamias. Las jugadas de gol se sucedieron, pero también las habilitaciones a sus compañeros. Enyeama lo frenó con ayuda. "Me ayudó Dios", dijo el nigeriano. Ante semejante dupla incluso un Messi debe inclinarse.

Maradona, 16 años después

Por supuesto, el segundo foco inevitable de atención de Argentina fue su entrenador, Diego Armando Maradona. Ataviado con un pulcro traje gris, el rostro adornado con una barba que le otorga un curioso parecido con el tenor Plácido Domingo, Maradona regresó a un Mundial después de haber abandonado el de Estados Unidos'94 por la puerta de atrás, marcado por el estigma del dopaje. Por casualidades del destino, el regreso se produjo en un partido de Argentina contra el mismo equipo, Nigeria, frente al que había jugado minutos antes de pasar aquél control de dopaje.

El 30 de junio de 1994 permanecerá en los anales del fútbol como el día en que se confirmó el positivo de Maradona, entonces jugador del Nápoles, en el control a que fue sometido cinco días antes después del partido Argentina-Nigeria. Los aficionados que siguieron por televisión los partidos de Argentina en aquél Mundial jamás podrán olvidar el rostro desorbitado de Maradona llegando hasta la misma boca de la cámara tras marcar un gol en otro encuentro. Ese mismo 30 de junio Maradona fue suspendido cautelarmente de toda competición tras dar positivo por el estimulante efedrina.

Etiquetas