Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Diego: "El año pasado me prometieron salir este verano"

Milito dejó claro ayer en Villalba que su deseo es "jugar este año en Primera División, como el de todo futbolista"

Con aire pausado, sin querer herir a nadie, Diego Milito habló por fin ayer en Villalba para dejar claro su deseo de marcharse del Real Zaragoza. El ariete, que ha estado en absoluto silencio desde que llegó a España a principios de julio tras las vacaciones estivales, lo rompió ayer para poner sobre la mesa las circunstancias exactas de su situación actual en el club aragonés.

"El año pasado había pactado con el club que, si este verano había una oferta buena, se estudiaría y me dejarían salir. Eso, estando en Primera. Ahora, el hecho de que estemos en Segunda, no cambia la situación. Mi deseo es que el club evalúe cualquier oferta que pueda llegar", afirmó con cristalina claridad Milito, que siguió haciendo referencia a ese pacto que tiene con Agapito Iglesias desde hace 12 meses. "El año pasado hubo ofertas muy importantes por mí y no me dejaron salir prometiéndome que este año lo harían. No tengo preferencias por el sitio al que pueda ir. No estoy pensando en eso, solo en entrenar y en esperar a ver qué pasa", remarcó el argentino.

Diego, por encima de la diplomacia y las buenas maneras que siempre le caracterizan en sus comparecencias públicas, quiso lanzar mensajes nítidos que no dejen a nadie indiferente. "Cualquier jugador quiere jugar en Primera División. Y quiero recalcar que yo quiero jugar en Primera División. Pero, la realidad de hoy es otra y el equipo está en Segunda. Y no quiero que este sea el titular de la prensa mañana. Porque yo, si me tengo que quedar, no tengo ningún problema y no se me van a caer los anillos. Ya jugué en Segunda en Italia. Pero mi deseo es jugar en Primera, vuelvo a repetir". Remitente y destinatario de su frase quedaron al descubierto ayer en el Hotel Villamartín de Villalba (Lugo).

Milito vive el día a día en un segundo plano, intentando no hacerse notar. No es amigo de gestos grandilocuentes y, además, posee la experiencia de haber pasado por un episodio similar. Fue precisamente el que atravesó en Italia las semanas previas a recalar en el Real Zaragoza. "Esta situación de incertidumbre que estoy viviendo este verano me recuerda a la que viví en Génova cuando el Zaragoza me fichó el último día de mercado. Es ciertamente muy parecida por cómo se han dado los hechos, ya que el Génova estaba también en Segunda", recordó el internacional albiceleste. Su único contacto de confianza es con su representante, Fernando Hidalgo, a través del teléfono móvil. "Hablo con Fernando de vez en cuando, obviamente. Me dice que todo está parado, que el mercado está complicado. Pero no estoy desesperado. Sé que tengo que esperar y ya está. La única propuesta en firme que llegó fue aquella del Nápoles que el club rechazó. Veo los periódicos y me cuentan cosas, pero yo no sé nada concreto de la Roma, el Palermo o el Tottenham", dijo Milito con seriedad. Desde ayer, Diego ha descubierto sus cartas. Ya no hay dudas.

Etiquetas