Despliega el menú
Deportes

SD HUESCA

Desembarco azulgrana en Villarreal

Una docena de autobuses, más los viajes particulares, harán que el Huesca se vea arropado por casi mil seguidores

La hinchada oscense, hace dos semanas en Castellón.
Desembarco azulgrana en Villarreal
CARME RIPOLLéS

La marea azulgrana se ha propuesto cubrir la costa del Azahar y a este paso lo va a conseguir. Ayer estaba a punto de cerrarse el duodécimo autocar con destino a Villarreal, lo que unido a los viajes en coches particulares hará que casi un millar de aficionados arropen al Huesca mañana, en un encuentro decisivo para la permanencia en Segunda.

Poco después de concretarse la derrota contra el Betis, el club anunció la oferta de autobuses y entradas gratis para todos los seguidores que quisieran desplazarse a Villarreal para enfrentarse al filial del 'submarino amarillo'.

En un gesto poco habitual, una docena de futbolistas del Huesca se reunieron esta semana en la sala de prensa del Alcoraz con representantes de las principales peñas. Los jugadores les pidieron a la cara que acudiesen de forma masiva a tierras castellonenses y que les apoyasen a muerte en los tres encuentros que restan para acabar el campeonato.

El partido, que comenzará a las seis de la tarde, se disputa en el Mini Estadi de la Ciudad Deportiva villarrealense, un coqueto campo con capacidad para unos 5.000 espectadores y con unas medidas idénticas a las del Alcoraz, con 105 metros de largo por 68 de ancho.

El equipo viajó ayer

El Huesca se desplazó en la mañana de ayer a Villarreal. El club ha previsto una mini concentración de dos días para preparar el partido, con entrenamientos vespertinos a la misma hora del choque. Calderón se ha llevado a todos los futbolistas de la plantilla para hacer piña en un momento clave.

El cuadro oscense está empatado a 45 puntos con el Salamanca, que es el primer equipo que marca el descenso porque tiene peor golaverage particular con los azulgrana. La racha de 4 puntos de los últimos 21 en disputa ha llevado al Huesca a esta delicada situación a falta de tres jornadas, aunque todavía depende de sí mismo. Villarreal, Cádiz y Celta de Vigo son los duelos que le restan.

Para el partido inmediato, Calderón va a recuperar a Corona y Helguera, una vez cumplida su sanción. Ello irá en detrimento, a tenor de los ensayos que han podido verse, de Paco Borrego y Joaquín Sorribas, dos hombres que cuajaron una gran actuación el sábado pasado ante el Betis. En el resto de líneas habrá pocos cambios, con De la Vega 'adaptado' al lateral zurdo.

Etiquetas