Deportes
Suscríbete por 1€

WATERPOLO PLA-ZA

Desamparados

La plantilla del Pla-Za prepara la promoción para seguir en la elite sin saber su futuro.

Todavía hay un equipo de elite en la Comunidad que no ha terminado la competición. Mientras hay plantillas que disfrutan de merecidas, o inmerecidas vacaciones, los jugadores del Pla-Za mantienen su contacto con el agua, en la más absoluta soledad e indiferencia, para preparar una promoción para seguir en la elite del waterpolo. Un esfuerzo que puede que no sirva para nada porque, a estas alturas de la temporada, no hay nadie, un ente real, dispuesto a colocarse al frente de un club que se quedará descabezado, y sin patrocinador, el 30 de junio. El miércoles de la próxima semana se disputa, a las 20.45, el primer partido para evitar el descenso a Primera ante el Horta, el segundo clasificado de la categoría y rival el sábado del CN Helios en la última jornada del campeonato. El encuentro de vuelta en el Parque Deportivo Ebro será el 7 de junio, a las 17.30. Quizá el último partido del conjunto aragonés que ha escrito su historia durante siete campañas en la máxima categoría.

Los jugadores no saben a qué atenerse y muestran una gran incredulidad ante una situación que estaba anunciada hace un año y a la que no ha puesto remedio la junta directiva que preside José Pajares, arropado por Emilio Biel, Fernando Rausell, Valero Echegoyen y Augusto Ariño. Los deportistas tienen vía libre para fichar por cualquier equipo, aunque se da la paradoja de que la práctica totalidad quiere seguir en Zaragoza, formando parte de un proyecto que no tiene nombre. "El equipo está clínicamente muerto. Nos gusta el waterpolo y, lamentablemente, nos tenemos que buscar la vida", respuesta lacónica de Ramón Garriga, que llegó a la ciudad en 2005. Como el atacante esperan una solución Juraj Sakac, Xavi Bisquert, Arturo Martínez, David Villarte, Fernando Mongrell, Juanjo Sanz y el entrenador, Ignacio Lobera, el grupo que ha combinado durante el último mes y medio entrenamientos con los equipos de Helios y El Olivar. Ángel Andreo permanece concentrado con la selección absoluta y los serbios Djordje Filipovic y Luka Mirkovic se incorporaron ayer a la preparación tras marcharse a Serbia.

¿Con qué ánimo se pueden afrontar estos dos últimos partidos? "Hay muy poca motivación. No tenemos ilusión por nada porque vemos que no se está haciendo nada", contesta el portero David Villarte, 24 años ligado al balón amarillo. El zaragozano vivió en primera persona el histórico ascenso de El Olivar a la elite. Ahora, asiste desolado al fin de un sueño, un paso atrás para el waterpolo aragonés: "Quizás nos reprochen que podríamos haber hecho más o menos, pero que nadie dude de que lo hemos dado todo y terminaremos nuestro trabajo con el Pla-Za en División de Honor".

Hace cuatro años, la junta directiva de El Olivar resolvió que no se hacía cargo de la gestión de su equipo de waterpoloa. Había una plantilla, un técnico -Emilio Bautista-, el mejor mecenas posible, la Plataforma Logística, y el apoyo de las instituciones. "El Olivar lo dejó todo preparado, solo faltaba el equipo gestor. Ahora, ¿quién se va a hacer de un equipo que no tiene espónsor? Hace un año que se sabía que se terminaba el proyecto. En esta Comunidad parece que el deporte y el dinero están reñidos...", argumenta Garriga. Los jugadores darán la cara los días 4 y 7 de junio. "Somos profesionales y vamos a salir a ganar por nosotros, por los aficionados, por la ciudad. Todos estamos involucrados", concluye Garriga.

Etiquetas