Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

UNICAJA 105 - CAI 80

Derrota aplastante

El CAI mostró su peor versión, perdonó en el primer cuarto y acabó arrollado por un Unicaja que, de la mano de Tripkovic, se reconcilió con su afición.

Miso trata de defender a Blakney.
Derrota aplastante
EFE

El CAI llegaba a Málaga con las importantes bajas de Cabezas y Aguilar. En frente, un Unicaja bajo de moral que contaba con Chus Mateo a los mandos, tras la destitución de Aíto García Reneses y que contaba con su afición descontenta tras no haber logrado la clasificación para disputar la Copa. Sin embargo, el partido, a excepción del primer cuarto, solo tuvo un color, el verde lima de la camiseta malagueña.

Comenzó acelerado el CAI, que de la mano de Quinteros intentaba apabullar al por entonces mermado rival. Sin embargo, el argentino falló sus dos primeros lanzamientos y Van Rossom, que finalizó con 15 tantos, se posicionaba como la opción de perímetro más segura. Cuando solo se llevaban tres minutos de juego, Abós decidió tomar la decisión más sorprendente y quitó del partido al argentino, que dejó su sitio a Miso.

En Málaga se ceñían al guión previsto y buscaban a Freeland en el poste, su mejor hombre hasta ahora y que trataba de castigar el juego interior aragonés. Hettsheimeir respondió al reto. El brasileño hizo ocho de los 16 puntos con los que terminó en el primer parcial, pero el CAI no podía marcharse en el marcador. Pese a su gran superioridad en el rebote, los rojillos atraparon 13 rechaces por cinco de sus rivales, era el cuadro boquerón el que se llevaba el primer tanteo por 18-16 tras una canasta de Guille Rubio sobre la bocina.

Lo cierto es que aquí acabó el partido. Lo que vino posteriormente fue una exhibición de Tripkovic ante un equipo que mostró su peor versión, la de visitante. El serbio, que acabó firmando 24 puntos con un solo fallo, cometido en un tiro libre, lideró un parcial de 7-0 para los andaluces, que comenzaban a despegarse en el marcador. Unicaja logró 31 tantos en el segundo cuarto. Otra canasta sobre la bocina, esta vez un triple de Berni Rodríguez, desmoralizó a los de Abós, que entonces todavía estaban vivos en el encuentro, y colocó el 79-70 para llegar al descanso. Lo peor todavía estaba por llegar.

Festival verde

Fue al inicio de la segunda mitad cuando la debacle zaragozana se consumó. Freeland, que sumó 17 tantos a su equipo, y un Jiménez especialmente certero desde el 6.75, anotó cuatro de cinco intentos, colocaban un nuevo parcial de 7-1 que resultó devastador. El CAI, inmerso en un atasco gigante en ataque, solo anotaba desde la línea de personal y veía como los malagueños ampliaban su renta. Al final del tiempo apareció Quinteros que anotó cinco puntos seguidos con un triple y una canasta rápida tras robo de balón, pero eran fuegos de artifcio.

El escolta volvió a repetir la acción al inicio del último cuarto. El de Colón anotó dos tiros libres y, en la siguiente jugada, volvió a robar la pelota para anotar con una bandeja. Tímida reacción que Tripkovic, quién si no, se encargó de difuminar con cinco tantos más. A partir de ahí, la fiesta de reconciliación entre el conjunto verde y su afición. Unicaja acabó con 105 puntos para delirio de sus aficionados. El CAI, por su parte, debe pensar en su próximo compromiso, el sábado ante el siempre difícil Gran Canaria.

Ficha técnica

105 - Unicaja (18+31+21+35): Blakney (2), Berni Rodríguez (5), Carlos Jiménez (12), Printezis (18), Freeland (17) -cinco inicial-, Freire (1), Tripkovic (24), Guille Rubio (7), César Lima (3), McIntyre (11) y Saúl Blanco (5).

80 - CAI Zaragoza (16+24+14+26): Van Rossom (15), Quinteros (13), Barlow (4), Darren Phillip (14), Hettsheimeir (16) -cinco inicial-, Adam Chubb (-), Joan Riera (-), Andrés Miso (10) y Chad Toppert (8).

Árbitros: Mitjana, Guirao y Sacristán. Sin eliminados.

Incidencias: Partido disputado en el Pabellón Martín Carpena ante cerca nueve mil espectadores.

Etiquetas