JJOO
Suscríbete

Las 'Guerreras' caen con Hungría y se jugarán el pase ante Rusia

La selección española femenina de balonmano se ha complicado el pase a cuartos con una derrota que castió su falta de acierto en el lanzamiento.

La española Mireya González trata de lanzar el balón ante la húngara Zsuzsanna Tomori
La española Mireya González trata de lanzar el balón ante la húngara Zsuzsanna Tomori
EFE

La selección española femenina de balonmano perdió la oportunidad de sellar su billete para los cuartos de final de los Juegos de Tokio y se jugará la clasificación ante Rusia en la última jornada, tras caer este sábado por 29-25 ante Hungría.

La derrota castigó la falta de acierto en el lanzamiento del equipo español, que desde el principio del partido sufrió lo indecible para resolver sus ataques.

No es que España no lograse hacer circular con fluidez el balón, de hecho, las de Carlos Viver hicieron llegar en ventaja la pelota a sus pivotes y extremos, pero la falta de puntería le condenó.

Unas veces por errores por errores propios y otros por el buen hacer de la portera Blanka Biro, que detuvo tres de los cuatro primeros lanzamientos del equipo español, lo cierto es que España, superados los primeros seis minutos de juego, solo contabilizaba un tanto en el marcador.

Esto no lo desaprovechó Hungría, que a diferencia de las 'Guerreras' convirtió prácticamente casi cada uno de sus lanzamientos, para adquirir una más que inquietante renta de cuatro goles (5-1) que obligó a pedir con urgencia un tiempo muerto al técnico español.

El parón le sirvió de poco a las 'Guerreras', que no solo siguieron agrandando las estadísticas de la portera Biro, sino que comenzaron a encadenar pérdidas de balón que aumentaron todavía más la desventaja (7-2).

Pero si en ataque el conjunto español no funcionaba, la defensa mostraba un buen tono, pese a las dificultades para contener las penetraciones de la lateral izquierda Petra Vamos, que hacía mantener vivas las esperanzas.

Estas posibilidades de reacción aumentaron de manera exponencial gracias a las paradas de Silvia Navarro, que sustentó durante muchos minutos al conjunto español con sus intervenciones.

Las jugadoras españolas celebran un gol en el banquillo
Las jugadoras españolas celebran un gol en el banquillo
EFE

Aferrada a las paradas de la valenciana, la defensa española comenzó a crear cada vez más apuros a un conjunto magiar que ya no se mostraba tan eficaz como al principio.

La mejoría defensiva permitió a España reducir su desventaja en un marcador que no se mostró más igualado al descanso (14-11) por el empeño de las 'Guerreras' de persistir en sus errores de lanzamiento

Pero la selección española había encontrado el camino: defensa, defensa y más de defensa. Y a ello se aplicó en los minutos iniciales del segundo tiempo, lo que permitió a las de Carlos Viver situarse a tan sólo un tanto (15-14) en el marcador.

Sin embargo, cada vez que España pareció en disposición de igualar definitivamente el marcador llegaba el inoportuno fallo o la pérdida de balón.

Estos errores convirtieron los vaivenes del equipo español en el tanteador en una goma que pareció romperse definitivamente con los siete tantos de desventaja (23-16) con los que contaba a los once minutos de la reanudación.

Pero cuando todo parecía perdido surgió el carácter irreductible del conjunto español, ese gen guerrero que permitió a España reengancharse al partido gracias a su defensa y a las paradas de Merche Castellanos, que sustituyó a Navarro en la segunda mitad.

La reacción posibilitó que las de Carlos Viver se situasen a tan sólo un gol de diferencia 24-23 a falta de menos de nueve minutos para la conclusión.

Sin embargo, no era el día de España. Al igual que ocurrió al comienzo del partido se estrelló de nuevo con la portera Blanka Biro, que con tres paradas prácticamente consecutivas condenó definitivamente a la derrota (29-25) al equipo de Viver.

Lara González lanza a portería durante el encuentro de este sábado.
Lara González lanza a portería durante el encuentro de este sábado.
EFE

Ficha técnica:

29 - Hungría: Biro; Lukacs (1), Tomori (2), Vamos (6), Szollosi-Zacsik (2), Marton (5) y Kisfaludy (2) -equipo inicial- Szikora (ps), Schatzl (-), Klujber (6, 4p), Hafra (3), Bordas (2), Helembai (-) y Kiss (-)

25 - España: Navarro; Carmen Martín (5, 1p), Almudena Rodríguez (2), Ainhoa Hernández (1), Lara González (4), Barbosa (-) y Sole López (-) -equipo inicial- Castellanos (ps), Marta López (3), Eli Cesáreo (3), Jennifer Gutiérrez (5), Pena (2, 1p), Alicia Fernández (-) y Mireya González (-)

Marcador cada cinco minutos: 3-1, 7-2, 8-4, 9-6, 11-7 y 14-11 (Descanso) 16-14, 21-16, 23-20, 23-21, 27-23 y 29-25 (Final)

Árbitros: Fonseca y Santos (POR). Excluyeron por dos minutos a Vamos, Szollosi-Zacsik, Tomori y Kiss (2) por Hungría; y a Ainhoa Hernández y Lara González por España.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la cuarta jornada del grupo B del torneo femenino de balonmano de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 disputado en el estadio nacional Yoyogi. Sin espectadores. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión