JJOO
Suscríbete

¿De qué están hechas realmente las medallas de los Juegos Olímpicos de Tokio?

De todos es conocido que las medallas de los Juegos Olímpicos son de oro, plata y bronce; ¿pero de verdad están hechas de estos materiales? ¿Es oro todo lo que reluce?

Así son las medallas de plata, oro y bronce, respectivamente, de Tokio 2020
Así son las medallas de plata, oro y bronce, respectivamente, de Tokio 2020
Tokyo 2020 / Shugo TAKEMI | Fotógrafo: Shugo TAKEMI

Desde 1904 con los Juegos de San Luis, los deportistas olímpicos reciben medallas de oro plata y bronce, aunque ya fue en los primeros juegos modernos en Atenas 1896 cuando se inauguró la tradición de otorgar medallas como premios pero en esos juegos el primer clasificado recibía medalla de oro y el segundo de bronce. En 1904 llegaron las tres preseas, tal y como ahora se entregan.

Los vencedores de los juegos olímpicos en la Grecia clásica no recibían medallas, ni dinero, como reconocimiento al triunfo sino una manzana y una corona de laurel y por supuestos, honor y gloria.

Con la llegada de los JJ.OO. modernos las medallas se convirtieron en el símbolo de la victoria. Esta tradición se repite juego tras juego también en Japón, aunque con la pandemia la entrega de medallas en Tokio 2020 está siendo algo descafeinada ya que son los deportistas los que se tienen que poner ellos mismos la presea y han desaparecido los abrazos y apretones de manos.

Sin embargo, la mayor incógnita sobre las medallas es si de verdad están hechas de lo que su nombre indica. 

¿Está la medalla de oro hecha de oro, la de plata hecha de plata y la de bronce hecha de bronce? La respuesta no es sencilla:  sí y no.

Vamos a resolver el enigma comenzando por lo fácil: Sí, la medalla de plata de los JJ.OO está hecha de plata pura.

Pero en el caso de las otras dos preseas la respuesta no es tan simple:

La medalla de bronce está compuesta en su mayor parte por bronce, pero no íntegramente: así su composición es: 95% bronce y el otro 5% zinc.

Y vamos con la más importante, la que designa al ganador de las pruebas, la medalla de oro que tiene oro, sí, pero en una parte ínfima. Realmente está compuesta de plata y bañada por seis gramos de oro. Pesa cerca de 556 gramos de los cuales 500 son plata y el resto el preciado metal dorado. 

Según parece la composición de las medallas y el porcentaje de metal que poseen ha sufrido cambios a lo largo de la historia y también ha variado su peso y su tamaño. 

Como detalle curioso y medioambiental, en Tokio 2020 las medallas están hechas de material reciclado por lo que Tokio recogió miles y miles de móviles usados así como aparatos electrónicos para extraer de ellos el oro la plata y el bronce y poder crear las medallas a partir de ahí. De las casi 80 mil toneladas de aparatos eléctricos recogidos, se extrajeron 32 kilogramos de oro, 3500 kilogramos de plata y 2200 kilogramos de bronce (cobre y zinc en este caso), según informó la organización.

Según The Tokyo 2020 Medal Project, la acumulación de estos equipos reciclados en Japón se inició en abril de 2017 y culminó en marzo de 2019. Este tiempo ha sido suficiente para que se puedan acuñar aproximadamente cinco mil medallas para las olimpiadas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión