Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

PRIMERA DIVISIÓN

Demasiado para el colista

El Real Madrid suma su cuarto triunfo con Juande. Pérez Burrull se traga dos penaltis sobre Juanfran y lo expulsa por entender que simuló las dos caídas en el área.

El Real Madrid superó una dura prueba tras una semana marcada por la polémica en los despachos que acabó con la dimisión de Ramón Calderón, y, en el estreno en el palco de Vicente Boluda, remontó al colista, Osasuna, tras verse favorecido por dos penaltis no señalados sobre Juanfran, que, encima, fue expulsado.

El Real Madrid anduvo sin rumbo, jugó a impulsos y se perdió en balones largos ante la falta de ideas. Media hora tardaron en surgir la queja generalizada. Monreal frenaba en seco a uno de los jugadores en mejor forma del campeonato, Robben, y, sin juego entre líneas, el conjunto navarro llevó el partido a su terreno. Un cabezazo de Pandiani fue el primer aviso. Por el medio, el colegiado se tragaba un penalti sobre Juanfran, que, incrédulo en su vuelta a casa, veía como era amonestado, y minutos después, enrabietado, ponía a prueba los reflejos de Casillas con un disparo seco con potencia. El 0-1 llegó en un centro medido de Plasil rematado con poderío por Nekouman.

El empate solo podía llegar con remates de Sergio Ramos, siempre libre a balón parado. Hacía falta un golpe de efecto y, tras el descanso, Juande Ramos juntó en el campo a Raúl, Higuaín, Robben y Huntelaar. El orden era imposible y el Madrid volvió a apelar a la épica para remontar. Un disparo potente de Ramos supuso el empate y el Osasuna se descompuso. Robben en jugada personal, sirvió en bandeja a Higuaín para hacer el 2-1. Pero el conjunto blanco no sentenció y su triunfo se tiñó de polémica: un nuevo claro penalti sobre Juanfran, en esta ocasión de Pepe, no fue señalado por Pérez Burrull, que además le expulsó por considerar otra simulación. Robben cerró el partido.

Etiquetas