Despliega el menú
Deportes

SELECCIÓN ESPAÑOLA

Del Bosque y Queiroz, un guiño del destino

Los técnicos de España y Portugal se cruzaron en el Madrid: el español salía; el portugués duró un año con los 'galácticos'.

Vicente Del Bosque da indicaciones a sus hombres.
Del Bosque y Queiroz, un guiño del destino
EFE

El destino enfrenta mañana a Vicente del Bosque y Carlos Queiroz, dos hombres que un día se cruzaron en la misma puerta: uno se marchaba del Real Madrid mientras otro llegaba. Un caluroso día de junio de 2003. El Real Madrid acaba de conquistar la Liga cuando Florentino Pérez, presidente del club blanco, cita en su despacho a Del Bosque. Diez minutos después, el entrenador sabe que no renovará. Deja el Madrid después de tres décadas en la casa.Pocos días después, Pérez cita a Queiroz para firmar su nuevo contrato. Es la primera experiencia del portugués como entrenador de elite tras una larga etapa como segundo entrenador del Manchester United trabajando a la sombra de Ferguson.

Pero Queiroz apenas tardaría un año en abrir la misma puerta por la que entró. Esta vez para salir, como hizo antes Del Bosque. Pérez, fiel a una tradición que todavía mantiene, lo despidió sin completar su contrato y tras fracasar con los "galácticos".

Ahora el Mundial cita a dos entrenadores que cruzaron caminos, aunque nunca se encontraron. Desde su paso por el Real Madrid ninguno ha triunfado aún.

Del Bosque, de 59 años, entrenó al Besiktas turco y fue destituido en unos meses, mientras Queiroz, de 47 años, regresó a su antiguo puesto en el Manchester United como ayudante de Ferguson.

Otra curiosidad: ambos accedieron al cargo que actualmente ocupan a la vez, en 2008.

Del Bosque heredó una selección que acababa de conquistar la Eurocopa y su trabajo apenas fue discutido al completar una brillante fase de clasificación al Mundial. Ni siquiera el tercer puesto en la Copa Confederaciones generó mayores conflictos.

Por contra, Queiroz tuvo que soportar enormes críticas desde que accedió al puesto, y clasificó a Portugal para el Mundial tras vivir una agonía. Sin embargo, durante el torneo se vio a una selección muy sólida que no encajó un solo gol. Ahora, más que nunca, Portugal confía en Queiroz.

Del Bosque elogió el trabajo de su homólogo: "Juegan como un verdadero equipo, son capaces de defender bien, bien organizados, tienen un buen contraataque, salen rápido... Como casi todos los equipos buenos que están ahora en el Mundial".

Y Queiroz devolvió el cumplido: "Tengo muchísimo respeto por él no sólo como seleccionador, sino por todo lo que hizo en el Real Madrid". "España está jugando un fútbol positivo, de buena técnica, de recorte, de glamour, de ataque y de concentración. Ése es el fútbol que todo el mundo tiene que practicar, porque el mundo del entretenimiento tiene que ser así: defender bien y atacar bien", dijo Queiroz.

Etiquetas