Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FUTBOL

Del Bosque: "Me esfuerzo en ser un jefe simpático"

El seleccionador español declaró que pese a que algunos puedan ver en su actitud un signo de debilidad, para él es vital tener buenas relaciones con los jugadores.

Vicente del Bosque en rueda de prensa.
Del Bosque: "la diferencia de goles puede ser vital"
EFE

El seleccionador español, Vicente del Bosque, declara en una entrevista que publica hoy la revista oficial de la UEFA que "hace falta ser un jefe, pero", añadió, "yo me esfuerzo en ser un jefe simpático".

"Se debe estar dispuesto a escuchar y a establecer buenas relaciones con los jugadores. Algunos puede que vean en ello un signo de debilidad, pero yo no lo veo así", señala el técnico salmantino en la edición de noviembre de 'UEFA direct'.

"Si tuviera que describirme, lo cual no es una tarea fácil, diría que mi estilo reposa en la humanidad y en la solidaridad. Y al mismo tiempo, ser amable y positivo. Esto es un juego, una diversión, por lo que no veo ninguna razón para estar constantemente triste", apunta Del Bosque.

Pero el seleccionador español reconoce que para continuar con la senda del éxito en el combinado después del triunfo en la Eurocopa de 2008 tuvo que tomar alguna decisión difícil.

"Trajimos a siete u ocho jugadores nuevos para inyectar sangre nueva en el equipo", lo que "en algunos casos me ha fastidiado, como con Marcos Senna, que posiblemente fue el mejor jugador en Viena y al que fue difícil excluir", admite el técnico.

Entrevistado por el director técnico de la UEFA, Andy Roxburgh, Del Bosque también revela que "en una fase final de un Mundial, se trata de intentar estar en forma psíquica y mental durante el periodo decisivo".

"Pienso que es muy importante construir un equipo que sea muy consciente de las necesidades de evolucionar tan bien en defensa como en ataque", remarca el bicampeón de Europa con el Real Madrid, quien cree que "derrotar a Alemania dio dignidad a nuestro triunfo".

"Mientras el Real Madrid ya había ganado nueve veces la copa de Europa, la selección española nunca se había llevado un Mundial, por lo que el éxito de Sudáfrica va más allá de lo deportivo, y ha ido directo al corazón de todo un país", subraya el técnico.

"Ha tenido un enorme impacto emocional", insiste.

Una de las claves del éxito, a su juicio, es que España ha disfrutado de una generación de jugadores que han conocido el éxito tanto en las categorías inferiores de la selección española, como en sus clubes.

Sobre los técnicos que más le han marcado, Del Bosque cita a Miljan Miljanic y Vujadin Boskov, "más que entrenadores" y "personas cultivadas", además de Miguel Muñoz y Luis Molowny, quienes motivaron a otros jugadores de entonces, como Camacho o García Remón, a convertirse en entrenadores.

El seleccionador nacional manifiesta que si pudiera cambiar una cosa del fútbol, sería que tanto entrenadores como jugadores no hablen de los árbitros, "lo que lleva los prejuicios al fútbol".

Etiquetas