Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Defensa en obras

La duda de Pulido para el partido ante el Sporting y la plaga de bajas atrás fuerza a José Aurelio Gay a trabajar sobre una retaguardia improvisada: Ponzio, Jarosik, Contini y Babic.

Defensa en obras
Defensa en obras
HA

Aluvión de problemas en defensa para José Aurelio Gay. La factura del partido de Valladolid ha sido elevada en forma de bajas y, además de al sancionado Carlos Diogo, se le une la seria duda de Pulido para el partido contra el Sporting de Gijón. El madrileño se sometió ayer a una resonancia nuclear magnética tras la cual se le diagnosticó una elongación en el tercio proximal del músculo bíceps femoral del muslo derecho.

 

Se trata de una lesión muscular menor y Pulido cuenta con la ventaja de tener toda una semana por delante para recuperarla. Queda pendiente de evolución médica, pero su concurso frente al Sporting de Gijón es, no obstante, complicado.

 

El tipo de lesión que sufre Pulido obliga a una recuperación plena, ya que las elongaciones sanadas precipitada o forzosamente corren un riesgo elevado de recaer en forma de rotura muscular. Por eso, el cuerpo médico del Real Zaragoza va a extremar al máximo la rehabilitación de Pulido, cuyo mejor aliado, de todos modos, es el tiempo que resta hasta el partido.

 

Los problemas de Pulido, utilizado habitualmente esta temporada como lateral derecho, los agrava la sanción de Carlos Diogo. El uruguayo vio en Valladolid la quinta amarilla, además de acabar sustituido por culpa de una inestabilidad en la rodilla. Había cierta preocupación por ver cómo evolucionaba este contratiempo, pero el problema no ha ido a más, y ayer se confirmó que todo ha quedado en una distensión.

 

La concentración de bajas en defensa se ha cebado especialmente en los laterales de José Aurelio Gay. Con Pulido en la enfermería, el técnico del Real Zaragoza se ha quedado sin especialistas defensivos de banda para preparar el partido contra el Sporting de Gijón. A las ausencias de Diogo y Pulido, dueños del flanco derecho en las últimas semanas, debe unirse la baja de larga duración de Laguardia, central que se ha desempeñado este año convertido en la zona. Tampoco en la izquierda mejora el panorama. Obradovic sigue encerrado en el gimnasio y Paredes se recupera de la microrrotura muscular que se produjo frente al Sevilla. Sin laterales izquierdos, Ponzio ejercía de valioso recambio, pero los problemas en la derecha obligan a Gay al traslado de banda del argentino. Las ausencias en defensa las completan los centrales Goni, con un esguince de tobillo, y Pablo Amo, aparte del grupo por culpa de sus problemas físicos. De este modo, Gay solo cuenta con tres defensas naturales útiles: Jarosik, Contini y Pavón, y un central convertible, Edmilson.

 

Defensa de emergencia

Semejante plaga de bajas atrás reduce al máximo el margen de maniobra de Gay. El técnico deberá ensayar toda la semana con una defensa compuesta por la única combinación lógica a su alcance. Leo Ponzio mudará del lateral izquierdo al derecho, Jarosik y Contini se emparejarán de nuevo en el eje, y Babic entraría en el costado zurdo de la retaguardia. Esta formación concluyó el partido contra el Valladolid y es la opción preferencial que maneja Gay para la próxima jornada.

 

El único punto susceptible de cambio es el lateral izquierdo. Gay cuenta con la posibilidad de dejar fuera a Babic, mover a la izquierda a Contini e introducir a Pavón o Edmilson por el centro. Sin embargo, esta alternativa la deshacen dos variables: el formidable nivel brindado por Contini en el eje de la defensa, donde se ha convertido en jefe y comandante, y las elevadas opciones de Edmilson de ocupar el mediocentro en sustitución del sancionado Ander Herrera.

 

Si finalmente se recuperara Pulido, José Aurelio Gay podría formar la misma defensa que se enfrentó al Valladolid.

Etiquetas