Despliega el menú
Deportes

MANN FILTER

El partido del año

El Mann Filter se juega la vida y casi de forma definitiva la permanencia en su duelo ante el Burgos (18.00). La afición será vital.

Después de mucho sufrir, de mucho pelear, de afrontar con optimismo, ilusión y trabajo todas las adversidades que han aparecido en el camino del Mann Filter, las amarillas han llegado con vida al día D, al partido del año, al encuentro en el que pueden acariciar su salvación o pueden dar un enorme paso atrás en su lucha por la permanencia. Su encuentro de hoy (18.00) ante un rival directo como es el Arranz Jopisa Burgos dejará todo casi decidido a dos jornadas del final. Por ello, y sabiendo que las jugadoras de Joan Albert Cuadrat lo darán todo sobre la cancha, es el momento de la afición zaragozana. Y es que todo aquel que ame el baloncesto femenino y desee mantener un referente en la máxima categoría está obligado a asistir esta tarde al pabellón Siglo XXI. Cualquier ayuda será bienvenida.

Como es natural en este tipo de situaciones, el técnico local trata de quitar presión a sus chicas afirmando que la cita es "importante, no lo niego, pero que nadie me hable de final. A las jugadoras así se lo hemos transmitido y les pedimos su responsabilidad y que aporten todo lo positivo que tienen para sumar, porque sumando se logran las victorias y esta sería casi definitiva".

Desde luego, es el día en el que tiene que brillar la dirección de Rovira, la garra de Estela Royo, la experiencia de Mercadal o la frescura de jugadoras jóvenes como Freixanet, Díez, Ouviña o De la Fuente. Solo así el Mann Filter se acercará al objetivo. Pero quizá la jugadora sobre la que recaerá un mayor peso sea Ega, la pívot brasileña, quien abandera el ataque amarillo.

Además de esa aportación ofensiva, la número 4 aragonesa se las verá con la jugadora más peligrosa del cuadro burgalés, la americana Tillis, que promedia 21 puntos por partido desde que llegó al equipo. También mujeres como Miller, Ciocan o Valiente tratarán de aguar la fiesta.

Las zaragozanas con seis victorias, empatadas con el Extremadura, las visitantes con cinco; ambas con ausencias de excepción como Palomares o Zurro, y todo en juego. El guión del encuentro está repleto de tensión, nervios y guarda el secreto del desenlace. Para que ese sea feliz la presión desde la grada puede resultar fundamental. El llamamiento realizado por el club debe tener el resultado de un pabellón lleno y un sexto jugador durante 40 minutos.

Etiquetas