Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

Cuestión de horas

El CAI está a la espera de recibir entre hoy y mañana contestación de la oferta realizada a un pívot comunitario. El club desea contar con él para el partido de Sevilla y hasta entonces no prescindirá del checo.

El checo Starosta trata de levantarse ante la oposición del jugador del Bruesa David Doblas
Cuestión de horas
JAVIER BLASCO

En apenas unas horas el CAI Zaragoza vivirá su primer cambio dentro de la plantilla del debut en la ACB. Tras siete derrotas consecutivas y la confirmación de contar con un endeble juego interior el club tomó hace unos días la decisión de lanzarse al mercado de pívots comunitarios para sustituir al checo Ondrej Starosta. Tras varias negociaciones con distintos jugadores y agentes, la entidad que preside Reynaldo Benito está a punto de cerrar la contratación de un refuerzo para la pintura. Será un pívot comunitario, con experiencia y que aporte tanto puntos como rebotes con cierta facilidad. De esas características es el hombre al que se le ha realizado una oferta y cuya respuesta se espera para hoy o mañana a más tardar. En el caso de una negativa, el CAI mantiene vivas otras opciones, puesto que su idea es la de contar con su primer fichaje del año en el vital encuentro ante el colista Cajasol.

El club lo tiene muy claro y los últimos días han sido frenéticos en cuanto a la actividad en la Dirección Deportiva. Contactos, llamadas, correos electrónicos y todas las herramientas disponibles con el fin de conseguir un pívot que solucione los problemas del equipo o, por lo menos, sirva como revulsivo para levantar el vuelo y retomar la senda del triunfo. De momento, y dada la condición de comunitario de Starosta (el elegido para ser cortado) la búsqueda y las negociaciones se han centrado en hombres altos del continente europeo.

Uno de los que más interesaba, el británico Pops Mensah Bonsu está prácticamente descartado. El motivo es el tiempo que hay que esperar para saber si puede llegar a fichar por el conjunto aragonés. El jugador, una vez recuperado de su lesión en el hombro, podría fichar en los próximos días por los Houston Rockets de la NBA. Ese plazo, de unos diez o doce días, no es asumible por un CAI que quiere fichar antes del próximo fin de semana, con lo que no esperará al ex del Joventut.

Ante esa situación, los responsables rojillos se han centrado en jugadores que cumplen sus requisitos aunque estén jugando con otros equipos. Así, pívots de las ligas griegas, turcas o de otros países europeos interesan a los zaragozanos. Uno de ellos, el que parece complacer las necesidades del técnico (y que parece guardarse en secreto para evitar que otros clubes pujen por él) dará una respuesta definitiva antes de mañana al mediodía. En este caso el CAI sí que va a esperar confiando en poder contratarlo y darle el alta para Sevilla.

Solo cuando eso se produzca se dará la baja y se rescindirá el contrato de un Starosta que cumple su tercera campaña en Zaragoza. Antes, no. En el caso de que esa primera opción no salga adelante, el club aragonés guarda en la recámara varios nombres con los que también ha contactado. Pívots expertos, con facilidad anotadora, aunque quizá menos completos que su elegido.

Más lejos quedan las opciones de los extracomunitarios que entrañarían también la salida de Larry Lewis. Esa situación es remota aunque no está descartada. Todo dependerá de las respuestas de los comunitarios que interesan. De no ser satisfactorias esa vía podría reabrirse, una vía en la que hay jugadores contundentes y con experiencia.

Etiquetas