Despliega el menú
Deportes

BALONMANO

Cuestión de categoría

Zaragoza se convierte en el epicentro del mejor balonmano juvenil con la disputa del Campeonato de España de selecciones territoriales. Aragón lo afronta con objetivos distintos.

La selección masculina intentará mantenerse en la elite.
Cuestión de categoría
FARBM

El balonmano aragonés tiene una cita ineludible desde hoy hasta el próximo 7 de enero en la capital aragonesa, epicentro del balonmano juvenil español con la disputa del Campeonato de España y la Copa de España, a la que las selecciones aragonesas llegan con objetivos distintos.

 

Para el combinado masculino, dirigido por Mariano Lázaro, la misión está en mantener la máxima categoría, en la que peleará con las mejores selecciones. Su primer rival lo dice todo. Cataluña, la selección históricamente que más ha nutrido al balonmano español, abre el torneo para los aragoneses (18.00, PDM Utebo), un rival nada cómodo para iniciar la competición. "Cataluña está dos o tres peldaños por encima", reconocía Lázaro, que advierte el partido crucial de la fase previa: "La clave puede ser el choque del domingo contra Navarra". Después, esperará Galicia: "Será un partido más equilibrado, ya peleamos con ellos cuando éramos cadetes".

 

El objetivo de la selección femenina es bien distinto. Situadas en la Copa de España, la segunda categoría, las de Chechu Gargallo esperan hacerlo lo mejor posible e intentar, si los resultados acompañan, el ascenso. "Sabemos que no será fácil, pero vamos a intentarlo. Pelearemos cada partido hasta el final", explicaba el seleccionador femenino, que iniciará junto a sus chicas el torneo frente a Navarra (12.00, PDM San Braulio), un rival "muy compacto, que defiende bien y sabe perfectamente cómo atacar".

 

El Campeonato Estatal de selecciones territoriales se disputará hasta el 7 de enero en Zaragoza, donde participarán cerca de 750 juveniles. Aragón espera dejar en él impronta de su categoría.

Etiquetas