Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FÓRMULA 1

Cuenta atrás

Todo está preparado para el Gran Premio de Europa, que se disputará este fin de semana en el circuito urbano de Valencia. La expectación es máxima. Se han llegado a pagar 60.000 euros por el amarre de un barco con vistas al trazado.

Valencia ya ha comenzado la cuenta atrás para la disputa del Gran Premio de Europa en el circuito urbano que se ha preparado para la ocasión. La expectación es máxima y los precios se han disparado. Los hoteles cuelgan el "Completo" y los amarres en el puerto deportivo pueden ascender a 60.000 euros.

Muchos son los motivos para la ilusión y la expectación. Jorge Martínez "Aspar", vicepresidente de Valmor Sports, empresa que gestiona el Gran Premio de Europa de Fórmula Uno de Valencia, afirmó que los profesionales "desde la prensa nacional e internacional hasta los equipos que ya han llegado a Valencia" consideran que el circuito es "innovador".

Aspar ha destacado que el trazado del Gran Premio de Europa se distingue de otros circuitos, tanto urbanos como permanentes, porque cuenta con elementos "innovadores", pues los boxes se ubican "en un edificio de más de cien años" y los "hospitalities están mirando al agua". También ha querido diferenciar el trazado urbano de Valencia del de Mónaco, pues en esta ciudad los "hospitalities" de Fórmula Uno no están presentes en el circuito "porque no caben". "Esos detalles hacen diferente al circuito valenciano", ha declarado Aspar, quien ha añadido que "de momento todos están muy contentos". Los pilotos comenzarán a llegar entre hoy y mañana.

El más esperado es Fernando Alonso. El asturiano espera hacer olvidar el recuerdo de su abandono en abril en el Gran Premio de España cuando el domingo salga a la debutante pista de Valencia para disputar el Gran Premio de Europa y estar por segunda vez en 2008 frente a su afición.

"Por supuesto es algo especial. Estoy muy contento y realmente estoy esperando conducir delante de mis compatriotas. En Barcelona hicimos una carrera fuerte pero tuve que abandonar. Espero que esta vez pueda tener un buen resultado. Daré lo máximo", dijo Alonso.

El español llegará al flamante callejero valenciano con el aval de su cuarto puesto en Hungría, su mejor resultado del año junto al de Australia.

"Ciertamente continuamos mejorando, lo que es muy alentador. En Hungría mostramos que seguimos yendo para adelante y que podemos luchar duramente para finalizar cuartos en el Mundial de constructores. Haber conseguido un buen resultado antes de la pausa veraniega hace que volvamos motivados para el resto del año", señaló Alonso. El trazado de la prueba del domingo representará un gran desafío para los 20 integrantes de la parrilla, dado que ninguno lo conoce realmente, aunque Alonso y Renault hayan estado "trabajando duro durante los últimos dos meses en la preparación de esta carrera".

"Como nuevo circuito que es, pienso que da una oportunidad a los pilotos de mostrar lo que pueden hacer. Nosotros debemos hacer lo mejor para encontrar más rápido nuestros puntos de referencia y poder sorprender. Yo intentaré hacer lo mejor para mejorar la puesta a punto con mis ingenieros y poder realizar una carrera fuerte", apuntó. El campeón mundial en 2005 y 2006 podrá reencontrarse en Valencia con un tipo de pista que le gusta sobremanera: un callejero, dibujo que para Alonso es "siempre un desafío interesante" y donde "la sensación de velocidad dentro del habitáculo es increíble".

También se ha manifestado públicamente Kimi Raikkonen, el actual campeón del mundo. "Lo único que me importa es tener al menos un punto más que el resto de los pilotos después de la última carrera, en Brasil. Mi único objetivo es ganar el Mundial. Todo lo demás no tiene importancia. Espero comenzar en Valencia pero no quiero presionarme".

La competencia será máxima. Múltiples motivaciones para un nuevo circuito.

Etiquetas