Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

PRIMERA DIVISIÓN

Cristiano Ronaldo destroza al Villarreal

El Real Madrid sigue contando sus partidos en el Bernabéu por victorias de la mano de un motivadísimo crack portugués. Higuaín marcó dos goles.

Cristiano Ronaldo dedicó a su isla de origen, devastada por las lluvias, el gol frente al Villarreal.
Cristiano Ronaldo destroza al Villarreal
AFP photo

El Real Madrid, único equipo de Primera que ha vencido todos sus encuentros en su estadio, recuperó las buenas sensaciones, la confianza perdida en su tropezón europeo de Lyon, derrotando a un Villarreal víctima de su endeblez defensiva, 6-2, con un estelar Cristiano Ronaldo. El 'factor Bernabéu' devuelve al Real Madrid a su línea positiva en Liga, haciendo sentir su aliento al Barcelona, y permitiendo a Manuel Pellegrini esquivar las críticas más duras en un momento vital para su futuro. Nadie en el club blanco duda de que el técnico chileno acabará la temporada. Lo que está en juego es el próximo año, que tiene firmado, por el vaivén de sensaciones de un equipo que por momentos parece construido y saca a pasear su demoledora pegada, y en otros se derrumba como un castillo de naipes. Las estrellas que estuvieron desaparecidas en Lyon tenían ganas de sacarse una espina. Especialmente Cristiano. Al vestuario le sorprenden las críticas duras.

 

Ver a Pellegrini en el centro de la diana y van a dar todo por su técnico. Están con él. El Villarreal era su primera víctima antes de afrontar el reto de remontar al Olympique y destrozar la barrera de octavos de final. En un ritmo bajo de juego, que marcaba el conjunto amarillo, dos zarpazos madridistas dejaron el encuentro en el alambre. Pasaban 18 minutos de bostezo en la grada, ante un único tiro a puerta de Marcelo, cuando una falta lejana y escorada la golpeó Cristiano Ronaldo a la red. Con gran potencia con su exterior del pie. Segundos de locura madridista y de despiste defensivo del Villarreal, propiciaron en la siguiente jugada un penalti de Marcano a Higuaín, cuando el argentino se disponía a rematar un centro de Marcelo. Kaká, errático en otros aspectos, no falló la pena máxima. Nacía la segunda mitad con el mismo ritmo. Un Real Madrid jugando con confianza, que respondía al disparo ajustado de Matilla desde la frontal con el tercer tanto. Arbeloa veía el desmarque de Cristiano, en posición dudosa, que desde el costado derecho sirvió en bandeja el tanto al 'Pipita' Higuaín. Un nuevo zarpazo demoledor.

Etiquetas