Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

Continuidad para Gay

El Real Zaragoza apuesta por fin por el actual entrenador y le renueva el contrato una temporada más.

Gay, flanqueado por Prieto y Ramos (jefe de prensa) y seguido por Herrera y su representante, Iñaki Ibáñez, ayer en La Romareda.
Continuidad para Gay
GALáN/A.P.A.

Fumata blanca en la sede del Real Zaragoza. Habemus entrenador casi cuatro semanas después de que el equipo consumase en Jerez su permanencia en Primera División. José Aurelio Gay, en técnico que abanderó la histórica remontada zaragocista en la segunda vuelta de la Liga que ha dejado al cuadro blanquillo un año más en la máxima categoría, va a tener continuidad. Lo hará, en principio, por un año más y acompañado por su actual equipo de colaboradores (Nayim, Cabellud e Insausti), a los que, como única y gran novedad, se sumará el también ex jugador Jesús Solana, que ya está en nómina del club desde hace tiempo.

Desde ayer, Gay conoce oficialmente que suya va a ser la responsabilidad de organizar y dirigir tácticamente la plantilla que el área deportiva le arme a lo largo de este larguísimo y árido verano que, futbolísticamente, ya está en marcha desde hace tres semanas. Atrás quedan 28 días de incertidumbre patrocinada por la estrategia interna con la que Agapito Iglesias -tutelado por sus asesores externos- está poniendo en escena la 'renovación' de cargos y responsabilidades dentro de la SAD.

Probablemente, hubiese sido más sencillo, natural y recomendable (para evitar dudas y sospechas) anunciar la continuidad de Gay y su cuerpo técnico nada más lograr la salvación de la categoría -hecho que ocurrió el 8 de mayo en en campo jerezano de Chapín-. Pero, por cuestiones de índole interno (se ha aludido a los 'tiempos' marcados por una estratagema de 'cambios' relevantes en los puestos de mando de la entidad), la confirmación de la persona que va a desempeñar la importante labor de entrenador del equipo ha quedado postergada hasta este momento exacto. Y fue ayer, según ese particular calendario que impera en el club desde el final de la Liga y con el 'nuevo' director deportivo -Antonio Prieto- como maestro de ceremonias, Gay fue nuevamente presentado en sociedad, tal y como ya ocurrió a mitad de diciembre cuando sustituyó al destituido Marcelino García Toral.

Esta vez, el madrileño no llega al cargo de manera interina ni con el equipo hundido en la clasificación en medio de una grave fractura social en el zaragocismo. Gay va a tener la oportunidad de dibujar la próxima temporada desde el primer trazo y con el viento en calma. Sin duda, un premio merecido para quien ha abanderado una meritoria reacción de un equipo muerto hace cinco meses y que ahora, al menos deportivamente, respira.

Ilusionado y agradecido

Aurelio Gay se mostró ayer feliz por su permanencia al frente del vestuario zaragocista tras el éxito de la permanencia en Primera. "Para mí, se cumple un sueño. El que supone empezar un proyecto desde el inicio con el equipo con el que más feliz he sido en mi vida y que es el Real Zaragoza. Por eso quiero agradecer a Agapito que renueve su confianza en este cuerpo técnico, y en mí en particular como entrenador", aseveró el entrenador blanquillo en el inicio de su intervención ante la prensa.

Gay ha vivido en silencio, durante casi un mes, este largo periodo de deliberación sobre su futuro al frente del equipo. En ese tiempo, ha tenido que leer la postulación al puesto del argentino Néstor Gorosito o las informaciones relativas a contactos soterrados con los agentes de Ernesto Valverde, Víctor Muñoz o Gregorio Manzano. El retardo del club para tomar la decisión definitiva, indefectiblemente, ha terminado por generar dudas sobre su figura. Pese a todo, el entrenador dijo no haberlo pasado mál en su ralentizada espera. "No me he puesto nervioso, en absoluto. Agapito me explicó, nada más acabar la Liga, una especie de libro de ruta de lo que quería hacer. Así que ya sabía lo que había. He pasado por los momentos lógicos que provoca la renovación de un contrato", explicó.

El técnico abordó por último diversas cuestiones de índole deportivo. Una, la difícil pretemporada que le aguarda por culpa de la dificultosa 'operación salida' que requiere la caseta y, probablemente, por la previsible tardanza en llegar de varios refuerzos. "Lo ideal sería poder contar con el equipo formado desde el inicio del verano pero, si no es así, nos iremos acomodando como podamos a las circunstancias. Sabemos que cada vez cuesta más tiempo completar las plantillas", dijo resignado.

Gay estableció algunos de sus objetivos básicos del año próximo. "Consolidar al Zaragoza en Primera, mejorar el juego, evitar apuros en la clasificación y darle a la Copa del Rey la importancia que siempre ha tenido aquí. Sobre el sistema de juego, va a depender del tipo de plantilla que nos quede. Ahora no puedo decir cómo vamos a jugar el año que viene. La base del equipo será la de la segunda vuelta de esta campaña", resumió.

Etiquetas