Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

Consumado el adiós de otro capitán

El canterano David Generelo, que deja atrás más de diez años en el Zaragoza, abandonó ayer Soria para firmar por el Elche

Generelo, en un entrenamiento en tierras sorianas
Consumado el adiós de otro capitán
CARLOS MONCÍN

David Generelo pasó ayer a la historia pretérita del Real Zaragoza. El pacense, que llegó hace más de una década al club aragonés en edad juvenil, se marcha sin hacer ruido y con el buen talante que siempre le caracterizó tanto dentro como fuera del campo. El Elche CF, de Segunda División, es su destino. Le restaba un año de contrato con el club aragonés, pero Marcelino y el área deportiva han considerado que era mejor la rescisión de ese vínculo y, los dirigentes del club, le han dejado marchar a coste cero. Una vez cuajado su finiquito en las últimas 48 horas, a las 14,30 de ayer se dio vía libre a que Generelo abandonara la concentracion zaragocista en San Leonardo de Yagüe y partiera en coche (en el mismo taxi que llevó a Zapater anteayer a Zaragoza) rumbo a Elche, pasando antes por la ciudad aragonesa.

 

"Es una sensación muy extraña. Toda mi carrera deportiva ha estado vinculada al Real Zaragoza y siempre me había planteado terminarla en este club, que es en el que empecé. Pero las cosas son así y ahora lo mejor, tanto para el club como para mí, es que nos separemos", declaró emocionado -y con la voz tomada por la gripe- David Generelo en la puerta del hotel.

 

"El club y yo siempre hemos tenido una gran relación. Ellos pensaban que lo mejor es que yo saliera y yo no voy a poner ninguna objeción. Esta salida no es como cuando me fui cedido al Nástic. Ahora es para toda la vida y es un pequeño 'shock' para mí", reconoció uno de los veteranos del vestuario zaragocista que, como Zapater, también ha portado en los últimos tiempos los galones de capitán del equipo.

 

Generelo sujetó como pudo la emoción a la hora de hacer un breve balance de su dilatada historia como zaragocista. "Me llevo muchos recuerdos, sobre todo de todos los buenos momentos que hemos pasado en este equipo. Cosas muy bonitas vividas, muchos éxitos deportivos, títulos. Y la seguridad de haber disfrutado de una de las ciudades más bonitas de España", señaló.

 

Generelo no tuvo ni un solo gesto de acritud pese a la dureza del momento. "Solo tengo palabras de agradecimiento a esta ciudad que me acogió siendo muy pequeño y que es el lugar donde me he hecho un hombre", prosiguió ponderando el extremeño.

 

"Mañana (por hoy) viajo hacia Elche y firmaré el contrato. Es una motivación nueva en mi carrera deportiva que asumo con muchísima ilusión. El Elche quiere hacer las cosas bien. Es un club que me ha transmitido seriedad y la intención de querer hacer una apuesta importante a corto plazo, para intentar ascender a Primera División, quizá no este año, pero sí pronto", relató para explicar los motivos que le han llevado a aceptar, entre las diversas ofertas que tenía, la del histórico cuadro ilicitano que este año pasado fue rival zaragocista en Segunda.

 

Con el adiós de Generelo se completa la desaparición total de los referentes canteranos de los últimos años en el Real Zaragoza. A la retirada de Cuartero, se han sumado en breve tiempo la marcha de Chus Herrero, la del incipiente Vicente Pascual, el traspaso de Zapater y el corte de 'Gene'. De un plumazo, abandonan la nave zaragocista tres de sus capitanes, cinco anclajes de la Ciudad Deportiva, cinco referencias del fútbol base blanquillo que, tras la llegada de la nueva propiedad y con la nueva regencia en las instalaciones de la carretera de Valencia (encabezadas por el gallego Ernesto Bello), es evidente que van a tomar otro rumbo y van a tener otros protagonistas.

 

En ese importante vagón que siempre suponen los futbolistas de casa en el primer equipo, parece haber llegado la hora de Ander Herrera y, quién sabe, si de Raúl Goni, Víctor Laguardia, Kevin Lacruz o Ramiro Mayor, entre otros. Sin duda, el tiempo lo desvelará.

Etiquetas