Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

Con sabor español

Los tres jugadores nacionales fichados por el club ya trabajan como rojillos. Son cautos sobre la temporada que comienza, pero confían en aportar lo suyo al equipo.

Hacía tiempo, mucho tiempo que el CAI Zaragoza no fichaba a tres jugadores españoles el mismo verano. Pero las exigencias de la ACB, que obligan a tener cuatro o cinco seleccionables por plantilla, han traído a la ciudad a Roberto Guerra, Sergio Pérez Anagnostou y Oliver Arteaga. Ellos, junto a Iván García, dan el toque nacional a una plantilla en la que quieren sumar entrenamiento a entrenamiento y partido a partido. Los tres son bastante cautos con respecto a lo que ocurrirá este año, pero han llegado con muchas ganas e ilusión de sumar por el bien del CAI.

Un viejo conocido del club como Oliver Arteaga, que regresa para hacerse grande en el equipo; otro canario, Roberto Guerra, que busca aires nuevos y retos lejos de Las Palmas; y un tirador como Sergio Pérez que ya aguó la fiesta aragonesa cuando vistió las camisetas de Fuenlabrada y Murcia. En definitiva tres buenos refuerzos. No tiene pinta de que vayan a ser jugadores muy importantes, pero su trabajo y su presencia es fundamental en el CAI.

Los tres han caído bien en el grupo y no tendrán problemas de adaptación. Así, Guerra señaló que en sus primeras horas de rojillo había comprobado "el buen ambiente que hay del grupo del año pasado. Esperemos que con los americanos que lleguen, y nosotros tres se forme un buen grupo para hacer cosas bonitas este año".

Acerca del futuro del equipo, el grancanario indicó que "lo primero que tenemos que saber nosotros es que hay que mantener los pies en el suelo. El CAI ahora mismo es un recién ascendido y hay que ir partido a partido e intentar conseguir una dinámica positiva para que los resultados y las victorias vayan viniendo". Personalmente, reconoció que quiere ayudar en defensa y "aportar, sobre todo, intensidad y velocidad. He dado este salto en mi carrera porque quiero seguir mejorando, pienso que todavía soy joven, y este es un reto muy importante para mí".

Mientras, el pívot Arteaga regresa a una ciudad "en la que estuve, conservo buenos amigos, era una buena opción. No esperaba volver pero llegó la oportunidad y ni me lo pensé". Y vuelve con las ideas muy claras: "Voy a trabajar al máximo para aportar todo lo que pueda. Sé que las cosas no van a ser fáciles pero vengo sin complejos y con mucha ilusión y muchas ganas de trabajar. A partir de ahí lo que pueda sumar pues bienvenido sea". Y es que minutos parece que no le sobrarán, pero sus centímetros y sus kilos vendrán muy bien al grupo.

Por el perímetro merodeará un Sergio Pérez Anagnostou que aseguró que "ya tocaba volver y todos estamos con mucha ilusión. A ver si físicamente nos ponemos a tono y a partir de entonces a competir".

El madrileño dijo que la mayoría ya se conocen de años anteriores y ahora les toca a todos "sufrir el poder del preparador físico", en referencia a las sesiones físicas que van a tener que soportar. Pérez entiende que "aún no es momento de hablar de la temporada. Debemos conocernos, coger el tono físico y ya habrá tiempo de hablar de ella".

Ve con buenos ojos los amistosos ante rivales duros y espera "hacerlo bien, que mis compañeros y el entrenador estén contentos y que la afición y el club estén satisfechos por mi fichaje".

Etiquetas