Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CANI

"No debería haber entrado en la provocación"

El fútbolista zaragozano ironizó sobre su posible sanción tras el incidente que protagonizó junto a Mourinho cuando el luso fue a celebrar la remontada madridista al banquillo amarillo.

Cani en el partido ante el Madrid.
"Como soy del Villarreal puede que me caiga más de un partido"
EFE

Rubén Gracia 'Cani' ha apuntado que espera más de un partido de sanción por lanzar una botella al entrenador del Real Madrid, Jose Mourinho, al que no llegó a dar, porque, en su opinión, su club no tiene el peso de otros.

La acción se produjo cuando el técnico portugués se metió en la zona técnica del Villarreal a festejar el cuarto gol de su equipo, lo que motivó el enfado del banquillo del conjunto castellonense, que lo tomó con una provocación.

"Fue una tontería y debería ser más una anécdota que una noticia. Lo que pasa es que somos el Villarreal y puede que por eso me caiga más de un partido, ya que no tenemos el peso de otros equipos", explicó el futbolista aragonés.

"Reconozco que no debí haberle lanzado nada, pero, si sirve, he de decir que no lo hice con la intención de agredirlo, sino con la idea de que se marchara de allí para que supiera que no nos parecía bien lo que estaba haciendo y que ese no era su sitio", añadió.

Cani insistió en que nadie resultó dañado y añadió que si hubiera sido así, sí que merecería sanción. "Pero viendo lo que ha pasado, no entiendo, ni entendería una sanción por eso", apostilló.

El jugador relató que estaban haciendo un partido bueno y que por unas acciones, "primero del Real Madrid y después del árbitro", acabaron perdiéndolo, lo que provocó que estuvieran "más nerviosos, ya que el partido se escapaba."

"Por eso, cuando llegó el cuarto gol y vino allí a nuestro banquillo a celebrarlo Mourinho, aunque luego parece que iba a celebrarlo con no sé quién, a mí me pareció en ese momento que venía a reirse de nosotros y que estaba haciendo algo que no debía hacer", comentó.

Además, el futbolista del Villarreal recordó que es "curioso" que el árbitro expulse al entrenador de su equipo, Juan Carlos Garrido, "por salir del área técnica dos pasos y levantar los brazos, y Mourinho estaba haciendo eso, pero multiplicado por mil, y ni le amonesta". "Al técnico que invade el área rival, no le pasa nada, y a nosotros eso nos supone dos tarjetas rojas", subrayó.

El centrocampista reconoció que la labor de los árbitros es "complicada" y que lo tienen "muy difícil en el Bernabéu". "Digamos que si lo que sucede pasa al revés, hoy sería una locura. Pero como ha caído de este lado, se olvida, se pasa página y no va a pasar nada", comentó.

Etiquetas