Deportes
Suscríbete

primera división

Comienza el gran pulso

Barcelona y Madrid, los grandes favoritos al título, visitan hoy al Racing y al Mallorca.

José Mourinho, la gran esperanza del Real Madrid.
Comienza el gran pulso
PACO CAMPOS/EFE

El Barcelona y el Real Madrid iniciarán hoy el desafío por la búsqueda de un nuevo título de la Liga. El equipo dirigido por Josep Guardiola intentará revalidar los dos últimos galardones consecutivos en el campeonato local y debutará en su visita al Racing de Santanader. El Real Madrid, por su lado, afrontará el nuevo ciclo bajo el mando de José Mourinho e intentará poner fin a una racha de dos años sin títulos. El club de la capital española visitará al Mallorca.El flamante proyecto que encabeza el portugués con el reto de devolver el prestigio perdido en Europa y acabar en España con la hegemonía del Barcelona en Liga, arranca en Mallorca, ante un nuevo equipo dirigido por Michael Laudrup, que tiene la difícil tarea de igualar la brillantez de la pasada temporada.

El estadio de Son Moix, esta temporada llamado Iberostar Estadio, centra los focos ante el esperado estreno oficial del Real Madrid de Mourinho. Los primeros pasos de un equipo en formación ante un rival que ha perdido a gran parte de las que eran sus señas de identidad. Porque es Laudrup, precisamente, y en contra de sus deseos, el gran referente de un Mallorca descalabrado, con bajas de jugadores decisivos, como Aritz Aduriz, Borja Valero y Felipe Mattioni, y solo dos fichajes, el argentino Fernando Cavenaghi y el holandés Jonathan De Guzmán, además de los brasileños Edson Ramos y Joao Victor, que superaron una prueba antes de estampar su firma.

Son Moix suele ser un terreno propicio para los madridistas. La temporada pasada ganaron 1-4 con tres goles del portugués Cristiano Ronaldo, que jugó un partido memorable, y han iniciado en dos ocasiones la Liga en la isla con sendas victorias en las temporadas 1999-2000 y 2004-2005.

Laudrup, que no podrá contar, por lesión, con el central Iván Ramis, se ha mostrado convencido de las posibilidades que tiene su equipo para derrotar al Real Madrid, un rival del que destaca "sus grandes figuras" más que su juego de conjunto, al menos, en el inicio del campeonato.

El técnico danés, que vuelve a los banquillos de la Liga tras su paso por el Getafe, debe decidir si incluye en el "once" titular a Fernando Cavenaghi, que se incorporó el pasado jueves a la plantilla procedente del Girondins de Burdeos y ha demostrado en entrenamientos que está en plena forma.

La visita del Real Madrid, uno de los principales candidatos al título junto al FC Barcelona, ha despertado una gran expectación en la capital balear El club ha informado que las localidades de fondo ya están agotadas y que prácticamente se espera un lleno en las gradas que tienen un aforo de 23.000.

La principal duda del técnico del Real Madrid es jugar con extremos y a la presencia de Cristiano sumar la del argentino Di Maria, o mantener el esquema con dos medias puntas como Canales y Ozil. El primero tiene la titularidad asegurada, como confirmó el propio Mourinho en rueda de prensa. El técnico actúa de psicólogo y dando la titularidad a Canales, un jugador que no pidió y que apenas conocía, quiere mostrar a todos que nadie jugará por el nombre ni por el dinero que costó su fichaje.

Un Barcelona formado

Menos dudas genera el Barcelona, que visita hoy al Racing. Después de la exhibición de fútbol en la vuelta de la Supercopa de España contra el Sevilla, el conjunto azulgrana ha vuelto a enviar un mensaje a sus rivales de que nada ha cambiado desde que acabó la Liga anterior, aunque quizá sí una cosa que suma para el Barça: David Villa en lugar de Ibrahimovic.

El sueco acabó perdiendo la titularidad la temporada pasada en beneficio de Bojan Krkic y en el inicio de ésta se encuentra con un pie y medio fuera del club, ya que está negociando su salida. Con la ausencia de Ibra en Santander, ya que Guardiola lo ha sacado de la lista de convocados, el Barcelona estrenará delantera con Villa, aunque después de los últimos partidos no se espera que el conjunto de Guardiola fije un ariete estático como cuando jugaba el sueco, y sí un delantero con libertad, como cuando juega Messi. El Barcelona, que no ha llamado a ningún jugador del B, sacará toda la artillería en El Sardinero, donde por primer vez se podrá ver al once de gala, pues Guardiola no ha podido alinear aún a todas sus estrellas y sí repartirlas en diversos partidos.

Etiquetas