Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Coentrao, el único especialista

El joven portugués, que encarna en solitario las opciones reales de Marcelino para jugar por las bandas, confía en llegar al inicio liguero

No hay más cera que la que arde por el momento. Fabio Coentrao, exterior zurdo de 20 años contratado por Agapito y Herrera en la maniobra de desatasque postrero del traspaso de Aimar al Benfica, es el único especialista verdadero con el que cuenta Marcelino en la plantilla a 20 días para el inicio de la liga. Él, que pidió cuatro piezas (dos para cada lado) como refuerzos prioritarios en la reconstrucción del equipo del descenso, observa en silencio cómo las gestiones en los despachos no consiguen cuajar y sus necesidades tácticas están muy lejos de verse satisfechas. "Adapto a la gente a la banda porque tengo que jugar con once cada partido", reconoció el entrenador tras el horrible partido de anteayer en Ferrol. Está desarmado en dos puestos, los flancos del centro del campo, que son básicos para su tipo de fútbol. Y, caprichos del destino, el único especialista, Coentrao, se ha perdido toda la gira gallega y va a llegar muy justo de entrenamientos al primer partido oficial ante el Levante.

"Gracias a Dios, todo va mejor de lo esperado. Yo pensaba que mi recuperación iba a ser más complicada", afirmó ayer el internacional sub 21 portugués tras acumular su quinto día consecutivo sin poder entrenarse por culpa de una rotura fibrilar en el aductor izquierdo. "Siempre es muy importante poder empezar el campeonato con tu equipo y yo espero que todo vaya bien para poder hacerlo el día 31. Espero que la semana que viene pueda comenzar a trabajar fuera del gimnasio a partir del miércoles", manifestó el luso ayer en Villalba.

Fabio Coentrao llegó a Navaleno hace 15 días muy escaso de entrenamientos. Además de que con el Benfica no había realizado demasiada carga de trabajo en julio, las dificultades de entendimiento entre el máximo accionista y la secretaría técnica por un lado (sus valedores a la hora de venir) y el entrenador por otro, demoraron casi una semana su aterrizaje en el Zaragoza. "No creo que mi lesión tenga que ver con eso. En Lisboa trabajé una semana antes de venir aquí. Me parece que ha sido simplemente cuestión de mala suerte y ya está", explicó.

Por ahora, el 'Figo de Caxinas' es la única opción pura que tiene Marcelino para la banda y, lamentablemente, no está útil en el momento más importante de la pretemporada. Fabio, aislado en cierto modo por problemas idiomáticos (casi siempre se rodea de los brasileños Oliveira, Ewerthon y Pablo de Barros), va a necesitar un tiempo hasta que engrane bien en la dinámica del grupo. Por ello, esta lesión es también un inconveniente añadido. "El mejor Coentrao está por ver. Aún me tengo que adaptar bien a mis compañeros y al equipo. Tendré que trabajar día a día para convencer al entrenador porque sé que he llegado aquí sin ninguna fama, sin ser conocido. Pero estoy recibiendo mucho apoyo en el club y creo que todo va a ser más fácil de lo esperado", reconoció ayer el joven portugués con su perenne aspecto tímido. Su único objetivo, a 9 de agosto, es estar apto para jugar el 31 ante el Levante.

Etiquetas