Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

MOTOR

Cierre por todo lo alto

Motorland vivió una jornada intensa en la última prueba del campeonato de España de Autocross.

MotorLand Aragón sacó ayer la bandera a cuadros al campeonato de España de Autocross 2008. El circuito bajoaragonés acogió la sexta y última prueba puntuable del campeonato nacional de esta modalidad con el V Autocross organizado por el Automóvil Club Circuito Guadalope y Motorland Aragón. Las finales de las cuatro categorías que se disputaron ofrecieron un recital automovilístico único para los cientos de aficionados que se acercaron hasta el circuito.

Finalmente y contra todo pronóstico, Sergio Ortega se proclamó campeón de España en la categoría Car Cross mientras que Salvador Fugardo hizo lo propio en Turismos antes de comenzar las finales.

A la espectacularidad de la categoría Car Cross, entre otras cosas por las características del vehículo, se sumó ayer la emoción de que el título de campeón de España se dirimía en un quinteto de pilotos. Los cinco salieron a la pista con calculadora en mano para asegurarse la posición y el liderato.

Todo apuntaba fácil para el líder provisional, Santi Montalbán, pero la rotura de una cadena le impidió clasificarse para la final. De esta manera, tan solo cuatro pilotos se aglutinaban en un corto espacio de seis puntos. Sergio Ortega hizo una buena actuación y acabó en cuarta posición, lo que le dio la opción de proclamarse campeón en la categoría Car Cross. La categoría reina de Turismos, la División I, no tuvo que esperar hasta el final para conocer el desenlace, ya que con la retirada de Manuel Fugardo, el título recayó con facilidad en su hermano Salvador. En la División II, Salichs fue el claro dominador de principio a fin y en la División IIA, el vencedor fue Marc Barcon.

Alcañiz dijo así ayer adiós al campeonato de España 2008 rodeado de un gran ambiente del motor con la presencia de un millar de aficionados a lo largo de un espectacular fin de semana.

Etiquetas