Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Chus se siente útil

El defensa aragonés dice que, por primera vez desde su ascenso del filial, el entrenador le valora

Chus Herrero en un entrenamiento del equipo.
Chus se siente útil
ELENA MUÑOZ

Chus Herrero se siente útil. Después de tres años en la primera plantilla zaragocista, el defensa de Torrero siente que tiene el mismo estatus que el resto de compañeros. “Mi rol ha cambiado en este equipo. Ahora tengo la confianza del entrenador”, reconoció ayer en una sincera rueda de prensa celebrada en la Ciudad Deportiva.

En tiempos donde el valor de la cantera parece estar al alza dentro del Real Zaragoza, el polivalente defensor blanquillo quiso hacer una mirada retrospectiva a las áridas temporadas que vivió en los dos años anteriores. “Antes, lo hiciera bien o mal cuando tenía la ocasión de jugar algún partido, iba fuera. Suplía las bajas de quienes eran titulares en aquella época y solo entraba por sanción o por lesión. Si un jugador determinado se lesionaba por dos partidos, yo jugaba dos partidos. Si le sancionaban con un partido, yo jugaba ese partido y se acabó. Este año no. El míster me ha dado la confianza de ir cada fin de semana con opciones de jugar cuando acudo a la charla previa a cada partido”, narró de forma sentida.

Como lateral diestro o defensa central, Chus Herrero no ha dejado de jugar en el once inicial desde que el Zaragoza visitó en noviembre Tarragona, todo un hito desde que el canterano ascendió del filial.

“Llevo jugando 8 partidos seguidos de titular. Esto no me había pasado nunca desde que estoy en el primer equipo. Aunque nadie puede sentirse titular en esta plantilla, porque hay mucha competencia en todos los puestos, ahora tengo la espina sacada por haber podido jugar por fin tantos partidos en el once inicial. Antes, no había jugado ni tres”, volvió a recordar con desdén en su mirada al retrovisor.

Por supuesto, el zaragozano agradeció la valoración que sobre él tiene desde el principio el actual técnico del Real Zaragoza. “La confianza de Marcelino ha sido clave este año para mí. Si un entrenador no confía en ti y no es capaz de ponerte esos 8 partidos como titular, no tienes nada que hacer y no los juegas. Luego, a partir de este factor decisivo, yo también quiero pensar que lo de jugar, además, llega como consecuencia de mi esfuerzo, de mi trabajo y de mi acierto”, dijo.

Chus presumió de aragonés en su discurso y apuntó el valor añadido que eso supone en cualquier equipo del mundo. “La gente de aquí llevamos el Zaragoza muy dentro. Quién mejor que nosotros para echarle narices y llevar la camiseta con el orgullo de ser de casa y poder contagiar ese esfuerzo y esas ganas a los demás”, sugirió.

El 30 de junio termina contrato y, como el resto de la plantilla, no sabe qué le va a deparar el futuro ya que todo dependerá de si el equipo logra o no el imprescindible ascenso a Primera. “Este año estoy jugando mucho, me estoy sintiendo importante dentro del equipo y eso es positivo pensando en la renovación. Sé que, acabando contrato en junio, desde ahora ya soy libre para negociar mi futuro. Pero el club no me ha declarado sus intenciones respecto de mí y esperaré. Es algo que me gustaría saber cuanto antes por mi tranquilidad. Tanto yo como mi familia estamos pendientes e inquietos. Pero ahora tengo que centrarme en jugar. Si lo hago y tengo mucha participación, la renovación llegará de una forma más sencilla”, razonó.

Chus redundó en el mensaje del vestuario esta semana: este mes de enero puede ser clave de cara al éxito futuro: “Lo hemos hablado en el vestuario. Estamos en un momento culminante para separarnos del cuarto clasificado. En el partido de Córdoba y los dos siguientes en casa tenemos intentar sacar los 9 puntos y daremos un paso adelante que podría ser vital”, apuntó.


Etiquetas