Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

César Sánchez: "Todo ha sido muy desagradable"

El portero del Real Zaragoza en las últimas tres campañas, que fue marginado por el club este verano, ya está afincado en Londres tras su fichaje por el Tottenham. El extremeño intenta olvidar su marcha forzada del equipo y afirma que todo lo que hizo y dijo el año pasado en el vestuario fue en busca de la salvación.

PREGUNTA.- ¿Va olvidando poco a poco su polémica salida del Zaragoza?

RESPUESTA.- El último mes ha sido muy duro, pero uno no puede volver la vista atrás porque en el fútbol las cosas van muy deprisa. Es verdad que el proceso de adaptación a Londres, la cantidad de cosas que estoy teniendo que hacer de golpe aquí con mi familia y la gran novedad que supone todo lo que estoy viviendo en Inglaterra me están absorbiendo mucho y lo ocurrido en Zaragoza va quedando atrás día a día.

P.- ¿Cuánto daño le ha hecho el Real Zaragoza con su marginación y su salida tan desagradable del club?

R.- No lo sé. No me he parado a pensarlo. Pero sí que ha sido una situación muy difícil de vivir, de esas que te cuesta hablar de ella por injusta e inmerecida. Lo he intentado afrontar de la mejor manera posible y, al final, creo que hubo mucha suerte de que apareciera el Tottenham y surgiera una solución menos mala para todas las partes. No es lo que yo quería, porque mi intención era quedarme para siempre en Zaragoza. Pero no ha podido ser.

P.- ¿Conocía a Marcelino antes de este episodio? ¿Había hablado con él antes de este verano alguna vez?

R.- No, en absoluto.

P.- ¿Cómo se explica que él diga que es una decisión personal, suya exclusivamente? ¿Alguien le presentó algún informe oral o escrito sobre usted y Juanfran?

R.- No sé. Todo ha sido muy desagradable y el entrenador ha cargado con la responsabilidad de apartarnos de la plantilla. Nosotros, desde el principio, intentamos comportarnos de la manera más respetuosa posible con la institución y hacia la afición y la ciudad. Yo siempre tengo en cuenta a quién represento y lo que tengo detrás cuando estoy en un equipo. Y Zaragoza y el Real Zaragoza son muy grandes, con una imagen en España hasta ahora realmente magnífica. Hasta estos momentos, el Zaragoza siempre ha sido un club respetable, con mucha historia detrás. No quiero llevarme ningún rencor de allí, porque he pasado unos años muy buenos y me he sentido fenomenal.

P.- ¿Lo que le ha pasado en el Zaragoza es una muestra de que en los vestuarios del fútbol no es bien vista la gente que piensa, la gente con personalidad propia y quienes son capaces de marcar líneas de opinión por su base cultural? ¿Se ha tenido usted que marchar por 'indomable'?

R.- Es posible. Pero quiero que quede claro que yo no voy a permitir que nadie valore lo que me ha sucedido este verano con los dirigentes del Zaragoza más allá del ámbito deportivo. No lo voy a consentir bajo ningún concepto.

P.- Usted no quiere quedar señalado junto a Juanfran como culpables de peso en el descenso a Segunda del año pasado.

R.- De ninguna manera. Y tengo muy claro que lo que yo hice el año pasado fue siempre porque creía que era lo mejor para el Real Zaragoza en momentos de muchos problemas, de mucha desesperación. La situación que vive ahora mismo el Zaragoza es por culpa de que todo el mundo, absolutamente todos los que estuvimos ligados al equipo el año pasado en una u otra función, cometimos errores. Juanfran y yo no somos más responsables que el resto de jugadores, técnicos o dirigentes que protagonizamos el año pasado.

P.- El año pasado hubo una serie de jugadores que intentaron solucionar las cosas que estaban pasando en el vestuario ante la pasividad de los dirigentes e incluso al margen de ellos. Y eso, al final, no se les ha perdonado.

R.- Si ha sido así, quiero dejar claro que lo que hice lo volvería a repetir mil veces porque solo pensaba en la salvación del equipo, en el bien de todo el grupo y de la institución. Y eso hubiera pasado por habernos quedado en Primera. Pero no fuimos capaces, no supimos hacerlo. Yo solo puedo decir que en los últimos meses he sufrido como nadie. Y, desde mi experiencia y mi manera de ser, siempre intenté aportar soluciones. Siempre quise poner cosas a disposición del grupo y de la entidad, sobre todo en los últimos meses cuando la situación se tornó dramática en todos los sentidos. En esas situaciones tan extremas, cada uno se comporta según la manera de ser que tiene.

P.- Digamos que se ha primado la sumisión y se ha penalizado el carácter y las iniciativas.

R.- Quiero creer que no es así. Yo, en mi carrera, siempre he estado a disposición del entrenador que ha estado al frente. Y en Zaragoza, lamentablemente, han sido unos cuantos por motivos obvios. Estoy satisfecho porque siempre he tenido la oportunidad de jugar, he contado para todos ellos y no he tenido ningún problema con ellos, que son los que mandan en el vestuario.

P.- Veo que no se arrepiente de nada.

R.- No. Claro que no me arrepiento de nada. Quizás, únicamente de no haber hecho más cosas, visto que todo lo que hice y dije no sirvió para salvarnos. Fue una situación abrumadora en la que, al final, nadie era capaz de dar más de sí. Pero ya es historia y no se puede cambiar. Cada uno tiene que cargar con su responsabilidad.

P.- Va a ser duro para usted, desde uno de lo equipos punteros de Inglaterra, ver al Real Zaragoza en la distancia competir en Segunda.

R.- Muy duro porque mi idea era participar en la devolución del equipo a Primera. Intentaré verlo cada fin de semana. Me han dicho que con el satélite puedo captar la autonómica y que es posible que pueda ver muchos partidos. En cuanto pueda, voy a sacar el carnet de socio a toda mi familia y seremos forofos en la distancia. Aunque sea un pequeño gesto, es lo primero que voy a hacer cuando vaya a Zaragoza. Son solo dos horas de vuelo y espero poder cuadrar algún fin de semana para ir a ver in situ algún partido a La Romareda. Espero que el paso por Segunda sea lo más efímero posible.

P.- ¿Sigue teniendo claro que volverá a vivir a Zaragoza cuando se retire?

R.- Seguro. La casa de ahí la voy a cerrar temporalmente, pero los muebles ni los toco. Mi familia está muy bien y con mi mujer tenemos claro que es un lugar ideal para establecernos en el futuro. Eso sigue en pie y será una realidad.

P.- El sábado pasado empezó la Premier League y usted ya estuvo en el banquillo del Tottenham Hotspur. ¿Cómo fue ese primer contacto con la liga inglesa?

R.- Curioso porque en Inglaterra todo es muy diferente a España. Los días de partido todo se vive aquí con mayor intensidad. Es llamativo que, hora y media antes del inicio del partido, el graderío esté ya medio lleno. Además, el Tottenham Hotspur arrastra muchos seguidores y desde el calentamiento es todo excepcional.

P.- Perdieron ustedes 2-1 ante el Middlesborough. Un mal inicio.

R.- En la primera jornada puede pasar de todo, ya se sabe. Fue muy igualado. Aquí además el fútbol es de unas características muy diferentes al español o a cualquier otro. Es un ir y venir constante. Me parece todo muy especial.

Etiquetas