Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

César pide máxima implicación

"La gente se acostumbra a estas situaciones delicadas y al final no le pone la tensión que debería. Es un peligro que hay que evitar".

En estos días repletos de obviedades, de frases hechas, de redundancias en los mensajes por parte de todo el entorno que rodea al Real Zaragoza, César Sánchez introdujo un interesante punto de vista respecto del modo en el que debe afrontarse el crucial partido de mañana frente al Deportivo de La Coruña.

"La gente, al final, se acostumbra a estas situaciones delicadas y no le pone la tensión que debiera. Por eso, todo lo que digamos o hagamos ha de estar encaminado a encarar este choque en las mejores condiciones posibles". El portero se refirió así al inconsciente relajo mental de quien vive desde hace días sumido en una situación límite y sometido a presiones y vértigos de primer orden. Y advirtió de la necesidad de reactivar los cinco sentidos para no caer presas del efecto conformista de quien ha acabado aclimatándose a vivir con dolor, a sufrir en silencio una situación tremendamente negativa. "Por eso, hemos de tener muy claro que todo lo que hagamos desde este partido ante el Deportivo va a tener muchísima trascendencia para nuestro futuro", añadió a su advertencia.

El camino a seguir para evitar ese peligro que anuncia César (el de caer en la quietud, conformados en el hábito de sobrevivir con el agua al cuello) tiene un antídoto que el arquero expuso ayer: "Hay que repetir el partido que hicimos contra el Recreativo, jugar con la misma implicación e intensidad", recomendó.

El extremeño apuntó de la enorme dificultad que va a tener el encuentro de mañana ante los gallegos, en nada parecida a la que presentó el duelo directo de hace dos semanas ante el Recre. "No cogemos al Dépor en un buen momento. Está claro que son el mejor equipo de la segunda vuelta y están muy bien. Pero nosotros tenemos una necesidad importantísima y no queda otra que salir a ganar", indicó César antes de cargar toda la responsabilidad para salir del actual atolladero única y exclusivamente en las filas zaragocistas: "Lo verdaderamente importante ahora mismo es cómo seamos capaces de afrontar los partidos nosotros mismos, por encima de quiénes sean los rivales", dijo.

Las negociaciones del club con las televisiones y la Liga han vuelto a dar su fruto y el partido contra los coruñeses se adelanta al sábado. Esa cuestión, que entra dentro del ámbito psicológico y también de la superstición, es vista así por el veterano guardameta: "Si conseguimos hacer bien nuestro trabajo, jugar el sábado es verdad que puede meter más presión a otros equipos. Supongo que se hace con ese interés, el de obtener una posición de ventaja con los rivales directos y no jugar con la necesidad imperiosa de vencer tú porque los demás ya lo han hecho con antelación", razonó.

"No coment" sobre las primas

Al contrario que Ayala el miércoles, César se escabulló ayer con celeridad cuando fue cuestionado por las primas a terceros que, como cada año, ya están en circulación y que tienen al Zaragoza en medio de muchos de los rumores por culpa de su delicada situación en la tabla. "No tengo nada que decir al respecto. 'No coment'. No recuerdo nada de eso", dijo César de forma cortante, aunque con una sospechosa sonrisa dibujada en su boca.

Ante la insistencia ajena, César acabó por concluir con una teoría mucho más solemne. "Muchas veces, no es cuestión económica sino de mentalización. En el deporte, hay una serie de circunstancias que son al final mucho más importantes que el dinero. Lo que no son capaces de conseguir las ganas, la ambición y la motivación, difícilmente lo puede lograr el dinero. Lo de las primas no forma parte de mi experiencia", espetó.

Etiquetas