Despliega el menú
Deportes

TOUR

Cavendish gana la duodécima etapa, marcada por el positivo de Riccó y la retirada de Saunier Duval

El corredor del Saunier Duval se había impuesto en dos etapas de montaña en la presente edición.

El británico Mark Cavendish (Columbia) conquistó su tercera etapa en el Tour de Francia 2008 al imponerse en el esprint de la duodécima al cabo de 168,5 kilómetros entre Lavelanet y Narbona.

Cavendish invirtió un tiempo de 3h40:52 en una jornada marcada por un nuevo escándalo, el positivo por EPO del italiano Riccardo Riccó. El australiano Cadel Evans conserva el maillot amarillo de líder.

En el km. 36 Arnaud Gérard (Francaise des Jeux) y Samuel Dumoulin (Cofidis) se adelantaron al pelotón y llegaron a tener cuatro minutos de ventaja en el 53, pero Columbia y Credit Agricole trabajaron en el grupo para echar abajo la escapada.

Juan Jose Oroz (Euskaltel Eukadi) salió en busca de los fugados a 55 km. de meta, pero el trabajo del Quick Step en el pelotón acabó con la aventura a diez kilómetros de la meta.

 

El ciclista italiano Riccardo Riccó (Saunier Duval) fue controlado positivo por EPO de tercera generación en la cuarta etapa del Tour de Francia, la contrarreloj de Cholet, confirmaron fuentes de la lucha antidopaje. Riccò ha sido arrestado para ser interrogado.

El Saunier anunció, asimismo, la suspensión provisional de su actividad en todas las carreras que tenía programadas.

Los hombres de Josean Fernández Matxin pasaron el control de firmas de la duodécima etapa, que une Lavelanet con Narbona, pero no tomaron la salida de la carrera.

El ciclista del Saunier se convierte en el tercer caso positivo de esta edición del Tour, después de los de los españoles Manuel Beltrán y Moisés Dueñas, controlados por EPO en la primera y en la cuarta etapas del Tour, respectivamente. El presidente de la Agencia Francesa Antidopaje, Pierre Brody, ha reconocido que este positivo está producido por "la misma sustancia" que los dos anteriores.

Riccó, ganador de dos etapas de montaña en este Tour de Francia, dio positivo por una sustancia conocida como CERA o EPO de tercera generación.

El presidente de la Unión Ciclista Internacional, Pat McQuaid, volvió a cargar contra el ciclismo español: Riccò "no es español, pero está conectado con España", ha asegurado. McQuaid realizó el miércoles unas duras declaraciones al respecto de la lucha antidopaje en España.

La Agencia Francesa de Lucha contra el Dopaje (AFLD), encargada de los controles en el presente Tour, seguía a Riccó desde que los análisis efectuados en los días previos al Tour revelaron niveles sanguíneos anormales.

Riccó, de 24 años, había sido sometido al menos a cuatro controles antidopaje durante la prueba.

En el reciente Giro de Italia, el ciclista italiano finalizó en segunda posición, por detrás del Alberto Contador.

Etiquetas