Deportes
Suscríbete

FÚTBOL

Capitán, mi capitán

Habituado a soportar una presión desmedida, Casillas asume ahora un nuevo reto en el Real Madrid: ostentar la capitanía del club blanco, tras la marcha de Raúl al Schalke 04. "Supone una gran responsablidad", confiesa el portero.

Iker Casillas, durante el entrenamiento de ayer.
Capitán, mi capitán
KEVORK DJANSEZIAN/AFP PHOTO

Soportó, durante el Mundial, más presión que ningún otro futbolista. Si defender la portería española en Sudáfrica ya conllevaba una exigencia máxima, Casillas tuvo que cargar con otra responsabilidad añadida durante el torneo: el interés mediático que despertó su relación sentimental con la periodista Sara Carbonero. Pero el capitán español supo responder con grandeza, dentro y fuera del terreno de juego, y finalmente logró acallar todos los rumores malintencionados. Una vez conquistado el campeonato, el portero estalló en lágrimas y protagonizó, en vivo y en directo, un beso inesperado con su pareja. Liberaba, de esta forma, todas las tensiones acumuladas durante el campeonato.

De su actuación en el Mundial se desprenden un par de certezas: que su fiabilidad en la portería ya no admite controversia, y que Casillas, además, continúa exhibiendo una admirable humanidad. Resulta prácticamente imposible no tenerle simpatía por su generosa bondad y su carácter tranquilo, afable y reposado. Ahora, el guardameta vuelve a asumir un reto de envergadura: adquirir la capitanía del Real Madrid, tras la reciente marcha de Raúl González al Schalke 04. "Es una gran responsabilidad", se sinceró el guardameta, quien sin embargo accede al cargo con serenidad y entereza: "Voy intentar transmitir los valores de este club, que fue lo primero que me inculcaron a mí", anunció.

Casillas, en cualquier caso, reconoció sentirse extraño por la ausencia del anterior capitán. "Todos los madridistas hemos tenido la suerte de disfrutar de Raúl. Todo son elogios para él, y también para Guti. La vida te hace mayor y son cosas que hay que asumir. Se han ido dos emblemas, dos referentes del Real Madrid. La verdad es que se trata de dos bajas que causan pena, cierta nostalgia", explicó.

El portero también se refirió a Khedira, Di María, Canales y Pedro León, los nuevo fichajes del club blanco. "Son jóvenes y con muchas posibilidades. Aportarán mucho. Khedira tiene ahora la dificultad del idioma, pero el grupo está haciendo todo lo posible para integrarle rápido", advirtió Casillas.

Mientras, el guardameta confía en que futbolistas como Kaká y Benzema, cuestionados durante el pasado ejercicio, eleven sus prestaciones. Respecto al francés, Casillas recordó que "tuvo un dura periodo de adaptación la temporada pasada", pero aseguró haberle visto ahora "muy integrado, con mucho sentido del humor". "Contamos con un grupo joven en la plantilla y eso le vendrá bien", añadió.

¿Y Mourinho? "Tiene muchas ilusiones por hacer las cosas bien -afirmó Casillas-. Toda la gente que hablaba bien de él tenía razón". El portero mostró una fe inexorable en el nuevo técnico, sobre todo por su capacidad para transitar siempre hacia el triunfo: "Nosotros tenemos la obligación de darle una alegría a nuestros aficionados. Y esta temporada se nos presentan retos ilusionantes", señaló el guardameta, quien, pese a seguir acumulando éxitos, continúa fiel a su carácter humilde y recatado.

De hecho, Casillas se colocó en Perú, hace apenas tres días, su uniforme más solidario para ejercer de embajador de ONG Plan. Se marchó Raúl del Real Madrid; pero la capitanía del club blanco sigue exhibiendo los mismos valores.

Etiquetas