Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FÚTBOL

Camisetas limpias y arcas vacías

Nueve equipos de primera división, entre los que se incluye el Real Zaragoza, no cuentan con publicidad en sus camisetas la semana en la que iba a comenzar la Liga.

Messi celebra uno de los goles con el Barcelona esta temporada.
El Barça quiere la Liga
EFE

La crisis que azota al mundo del fútbol español, y a la sociedad en general, es pública y notoria. Su consecuencia más palpable es la huelga convocada por el sindicato de futbolistas, que ha provocado el retrasado del inicio liguero previsto para este fin de semana. Aunque existen varias pistas más que reflejan la realidad de una competición que se mira así misma como la mejor del mundo.

Una consecuencia accesoria, aunque quizás la más ilustrativa, es la ausencia de publicidad en las camisetas de varios clubes. Hasta nueve equipos de Primera División, entre los que se incluye el Real Zaragoza, no cuentan con patrocinador principal en el día que debería haber comenzado la Liga. Una falta de ingresos que también afecta a aquellos cuya posición se estipula en la parte alta de la clasificación.

Sin ir muy lejos, Valencia y Villarreal, tercero y cuarto en la pasada campaña, lucen sus limpios sus uniformes pese a ser conjuntos con la vitola de disputar la Liga de Campeones, aunque los castellonenses aun deben superar su eliminatoria previa contra el Odense danés. No son los únicos. Atlético de Madrid y Sevilla, participantes en la Liga Europa, ya han jugado sus primeros compromisos continentales sin publicitar ninguna marca comercial bajo el escudo.

Por supuesto, dicha afección también aqueja a aquellos cuyo objetivo principal es la supervivencia. Osasuna, Espanyol, Betis y Rayo Vallecano completan el grupo. Los dos últimos, recién ascendidos, se encuentran bajo ley concursal, igual que el Real Zaragoza. Malas noticias para sociedades anónimas necesitadas de ingresos.

Acuerdo con Telefónica

Durante los últimos años, la empresa de telecomunicaciones Telefónica ha estado estrechamente ligada a la entidad blanquilla. Una colaboración que se ha visto reflejada en su zamarra durante dos periodos distintos.

En la temporada 2005/06, y junto a la marca de la Expo 2008, el logotipo de la compañía dirigida por el aragonés César Alierta aparecía por primera vez en la elástica zaragocista. Una impresión que se suprimiría durante la travesía en Segunda División para retomarse un curso más tarde, en la 2009/10. Dicho acuerdo arrojó dos millones de euros por año a las maltrechas arcas zaragozanas.

De opción a necesidad

En el Real Zaragoza, el uso de la camiseta como escaparate publicitario es un hábito ampliamente aceptado. No en vano, su autorización data de 1981, cuando se aceptó de manera unánime por los socios del todavía club deportivo. Pikolin fue la primera empresa que unió de esta manera su nombre al equipo de fútbol. Posteriomente, llegarían Balay, Pikolin nuevamente y, por último, Telefónica.

En otros clubes el debate se pospuso de manera notable. Los últimos en aceptar esta realidad fueron Athletic de Bilbao y Fútbol Club Barcelona, actualmente ambos con publicidad en sus indumentarias. Para ello, debieron pasar por un periodo de transición ante las quejas de gran parte de su masa social, que argumentaban que los equipajes, como el escudo y el himno, son símbolos que no se deben modificar.

Así, el conjunto vasco, ahora esponsorizado por Petronor, comenzó colocando publicidad institucional únicamente en sus compromisos europeos. Los azulgrana, por su parte, se iniciaron con una colaboración solidaria con Unicef, que todavía mantienen en el dorso de su uniforme. Sin embargo, este curso estrenan el acuerdo más lucrativo de la historia, al portar en su pecho el nombre de Qatar Foundation a cambio de 30 millones de euros anuales.

Etiquetas