Despliega el menú
Deportes

FÚTBOL

Caminero, imputado

Caminero.
Caminero, imputado
efe

Madrid/Valladolid. José Luis Pérez Caminero ha sido imputado por la Guardia Civil en una operación contra una red de narcotráfico y blanqueo de capitales en la que han sido detenidas un total de 31 personas en Madrid, Valladolid, Sevilla y Barcelona. El ex jugador del Atlético de Madrid y del Valladolid fue detenido el martes de la semana pasada y, tras prestar declaración en dependencias del instituto armado, quedó en libertad, pero acusado de un presunto delito de blanqueo de dinero y pendiente de ser citado por el juez.

 

La investigación se inició en el Juzgado número 3 de Majadahonda (Madrid), que recibió las primeras denuncias de la Guardia Civil sobre una organización que introducía cocaína en España procedente de México y Colombia. La trama, que según fuentes de la investigación ha sido desarticulada en su totalidad, estaba compuesta por tres grupos divididos en función de su nacionalidad.

 

Los colombianos y mexicanos eran los encargados de distribuir la droga, mientras que los españoles se ocupaban de blanquear el dinero generado por el narcotráfico a través de empresas que funcionaban como tapadera.

 

El presunto cerebro de la organización es Eduardo H. J., un joyero residente en Majadahonda acusado de usar sus establecimientos para 'lavar' el dinero, que permanece en prisión junto a otros cinco imputados que responden a las iniciales Ricardo M. M., Francisco D. S., Jorge B. H., Enrique G. M. y José Luis L. O. Según fuentes de la investigación, entre los detenidos se encuentra el representante de un jugador del Getafe.

En los registros la Guardia Civil se ha incautado de 570 kilos de cocaína, dos millones de euros, siete vehículos de alta gama y maquinaria para contar dinero, así como numerosa documentación.

 

Ese núcleo se hizo con terminales en ciudades como Sevilla, Valladolid y Barcelona que 'lavaban' los beneficios de la venta de la droga mediante el intercambio de billetes de menor cuantía por otros de 100, 200 y 500 euros. Es en este punto, según las fuentes citadas, donde habría jugado su papel Pérez Caminero, que en la capital pucelana controla las empresas Invertel 2002, dedicada a la explotación de cualquier tipo de negocio relacionado con la hostelería, y Desarrollos Inmobiliarios Zapardiel, una promotora que opera en toda Castilla y León.

 

En principio, la operación llevada a cabo por el equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid no guarda vinculación con otra intervención realizada a finales de febrero contra otra red de narcotráfico ligada con el mundo del fútbol y liderada por el agente serbio Zoran Matijevic, en la que fueron detenidos varios intermediarios junto a jugadores como el defensa del Rayo Vallecano Carlos de La Vega.

Asombro en Valladolid

La imputación de Caminero ha provocado estupefacción en Valladolid, donde reside. El ex internacional es uno de los personajes con más arraigo en la capital del Pisuerga, donde se fraguó como jugador antes de ser fichado por Jesús Gil para el Atlético de Madrid y adonde regresó para terminar su vida futbolística.

 

También estuvo en la estructura orgánica del Valladolid como director deportivo hasta la temporada pasada, cuando abandonó el club por desavenencias con el presidente blanquivioleta, Carlos Suárez, con quien sin embargo mantiene negocios comunes.

Etiquetas