Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

Cambio de orden y prioridades

La marcha de Colom al AG Fuenlabrada obliga al CAI a situar en primer lugar la contratación de un base nacional

El CAI está tomando el pulso a un mercado cambiante. Observa, pregunta, escucha y valora acerca de lo que se oferta el escaparate de jugadores en el que la ACB tiene una lógica prioridad y un atractivo aplastante. Esa sensualidad, la de una oferta por tres años del Fuenlabrada que ayer se confirmó, hizo que el lunes Quino Colom decidiese ejecutar la cláusula por la que podía alejar su futuro del banquillo aragonés. A pesar de que Willy Villar y José Luis Abós hace días que comenzaron a troquelar los cimientos del nuevo vestuario, estos avatares -verse sin ningún director de juego- han obligado a situar la contratación de un base español en primer lugar de la lista de preferencias y apartar momentaneamente otros objetivos.

 

El zoco de nacionales de calidad amenaza con sufrir un colapso. El riego sanguíneo de este nicho de ha quedado trabado entre los cupos obligatorios de la ACB y las nuevas normas de la FEB a este respecto, que obligan a matricular al menos a seis seleccionables a partir de este curso. A pesar de que ya habían abierto ligeramente otros frentes, en los despachos de la capital del Ebro, sin achaques de ansiedad, son conscientes de que el reclutamiento de un base español es lo que urge y toca posicionarse en un buen puesto en las distintas ofertas. La curiosidad, hasta el momento, ha alcanzado para conocer la situación de batutas como la de Bartolomé (del León), Rivero(Cajasol), Riera (Estudiantes) o Rai López (Unicaja) entre otros tantos. La llegada del primero de estos nombres se ha barajado en las últimas horas,pero desde el club señalan, que en la práctica, se supone de las que más esfuerzo conllevaría, ya que cuenta con contrato en vigor y según afirman en tierras leonesas, el jugador ha mostrado en más de una ocasión su compromiso y apego a esa causa. Está y el resto de pujas parecen supeditadas al desarrollo de las renovaciones. Las llegadas parecen quedar enrocadas a este compás, aletargado por el proceso de adquisición ACB, especialmente de los más humildes que son los que fijan entre sus objetivos nombres en común con las agendas LEB. En el inframundo, pocos son los inquilinos que han movido pieza sobre el tablero. Se han dado contadas incorporaciones a la espera de resolver primero la continuidad de los que ya han estado con ellos.

 

Los rojillos prefieren dilatar la llegada de la dupla de extracomunitarios. Si surge una ganga la cazarán, pero saben que en este caso el proceder acostumbra a ejecutarse de forma más pausada. Estos dos comodines deben configurarse en función de la presencia de nacionales. El club contactó con Cuberth Victor, ex jugador del CAI que formó parte de la quinta del ascenso, y este tanteo ha quedado desechado en los actuales términos que ha planteado el de las Islas Vírgenes. Este es el mismo motivo, sus altas pretensiones económicas, es el que ha empujado al Melilla a conformar su nuevo proyecto sin Victor como una viga maestra.

 

Por tanto, entrar en la refriega por un base nacional parece ser un paso a acometer en los próximos días. La forma de mercadear el CAI a partir de ahí dependerá en gran medida del futuro de hombres como Roberto Guerra. El canario aunque no desecha seguir en Zaragoza, tantea sus opciones de seguir en lo más alto.

Etiquetas