Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

S.D. HUESCA

Calderón ultima su pizarra

Huesca perfila el bloque y la competencia en varios puestos pone las cosas difíciles al técnico andaluz. El equipo se mide el domingo, en Boltaña, contra el Lleida en un partido amistoso.

El tiempo pasa volando y ya solo faltan dos semanas para que comience la liga con la visita del Castellón al Alcoraz. Un plazo para que la SD Huesca afine su puesta a punto y el técnico Antonio Calderón zurza los últimos descosidos tácticos mientras se trata de cerrar el plantel. Mañana se agota el 'stage' en Boltaña con el amistoso frente al Lleida (18.30) y llegará el momento de extraer conclusiones. El amistoso ante Osasuna, con triunfo por 1-0, ha sido y será la prueba más exigente del verano y el entrenador ya ha analizado en vídeo sus pros y contras.

El triunfo sobre los navarros mostró a un conjunto azulgrana sólido, que va asimilando los preceptos de Calderón para ser competitivo. Un ensayo del que extraer pocas certezas, porque se repartieron minutos entre todos y porque ahora mismo es complicado adivinar el once inicial con el que se arrancará el campeonato. El gaditano utilizó el jueves a 20 futbolistas, todos excepto Larrosa, Rigo y Dorado, con dos esquemas diferentes y hombres que intercambiaron sus puestos habituales como se ha ensayado en los últimos días en Boltaña.

En la portería sigue la incertidumbre sobre la titularidad de Eduardo o bien de Miguel. Los dos están trabajando a un muy buen nivel y en los partidos que se han disputado hasta el momento apenas han tenido ocasión de mostrar sus habilidades como obligará la Segunda A en apenas unos días. Larrosa, como él mismo asume, permanece como tercero en la apuesta. Atrás, y por los problemas físicos de Dorado y Rigo, Borrego y Corona se han erigido como pareja titular. Sangre andaluza, juventud, experiencia y envergadura a partes iguales. Mención aparte para Borrego, inmenso ante Osasuna y superando a gente de la talla de Portillo y Pandiani.

En los laterales, la derecha se jugará entre Robert y Jaume, con opciones para Julián Vara e incluso Edu Roldán. Más complicada aparece la izquierda. De momento es propiedad de Camacho ante la ausencia de Dorado y del fichaje que ha de llegar y que probablemente se haga con el puesto. También Jaume puede jugar por allí, mientras que el zaragozano está desarrollando una muy digna labor en un sitio que no es el suyo. Desde la zaga quizá hubo algún abuso del balón largo y problemas en las llegadas de Osasuna por banda y los posteriores centros. Calderón quiere dar salida al juego por los flancos cuando el centro del campo se encuentre atascado, algo habitual en Segunda.

En esa demarcación, el mister tendrá mucho trabajo para decidir entre dos pivotes de características tan distintas y complementarias como las que hay. Erice ya ha mostrado su lucha y su visión de juego y se postula como titular. A su lado puede figurar la fantasía de Sastre o de Pérez Rubio, con muy buenos minutos ante Osasuna y del agrado del preparador, la sangre caliente de Sorribas o el diamante por pulir de Felipe. El Huesca manejó bien los contraataques y debe abrigar más el centro del campo si se mantiene la decisión de jugar con dos puntas. El 4-1-4-1 que también se ha probado es una posibilidad a este respecto.

Por los extremos hay muchas posibilidades y se confirman como perfectamente cubiertos y con alternativas. Lalo y Vara por la derecha y Vegar y Rodri más Camacho por la izquierda parecen suficientes. El sábado, Vara y Vegar intercambiaron sus posiciones y Ramón también podría ocupar una de las bandas. Arriba, la pareja intocable es la que conforman Roberto y Rubén Castro, que se siguen conociendo y mostraron algún movimiento interesante el jueves. Se echa en falta otro "nueve" ante la ausencia de alguno de los dos, si bien Ramón, se postula como la alternativa.

Etiquetas