Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

Cabezas se rompe

El culebrón de su posible fichaje por el Caja Laboral ha quedado zanjado por la lesión.

Cabezas entra a canasta en el duelo ante el Lagun Aro.
Cabezas se rompe
ESTHER CASAS

Justo cuando Carlos Cabezas era el centro de atención en el CAI Zaragoza por su posible fichaje por el Caja Laboral, la mala suerte se ha cebado con el jugador, con el club y ha zanjado de golpe ese hipotético traspaso. Una inesperada lesión en su mano derecha dejará en el dique seco al base andaluz durante alrededor de seis semanas, con lo que no sólo no podrá jugar con la elástica rojilla durante otras tantas jornadas sino que, además, le cierra las puertas de su posible incorporación a un equipo de Euroliga como el baskonista. El percance ocurrió en el entrenamiento matinal del equipo y tras las pruebas médicas a las que fue sometido por la tarde, quedó confirmado que el jugador estará de baja por un periodo de al menos seis semanas a causa de una fractura en el metacarpiano.

El culebrón Cabezas se ha terminado de la manera más drástica y dolorosa. Ahora ni el base podrá dar un nuevo salto en su carrera profesional, ni el CAI podrá sacar un beneficio económico de su traspaso ni el Caja Laboral se reforzará con un director de juego de calidad. Y todo por una lesión. Desde luego, el andaluz parece gafado, puesto que desde su llegada a la capital del Ebro las lesiones le han perseguido. Primero fue una rotura fibrilar en el aductor, después la sorprendente inflamación de su rodilla que le obligó a dosificar su trabajo para que las molestias remitieran y ahora la rotura de un metacarpiano de la mano derecha.

Esta nueva lesión vino como consecuencia de un choque fortuito durante el entrenamiento de ayer. En principio no parecía grave, pero con el paso de los minutos el dolor se hizo más intenso en la mano de Cabezas. El jugador fue sometido a las pertinentes pruebas que confirmaron el diagnóstico por la tarde.

De esta manera, el base ya no viajará con la expedición rojilla a Badalona. A pesar de que a mediados del mes de febrero se disputa la Copa del Rey y la competición liguera para durante una semana, si se confirman las seis semanas de baja el malagueño se perderá entre cinco y seis partidos de liga.

Como es lógico, Cabezas se mostró apesadumbrado una vez que supo el alcance real de la lesión: "La verdad es que es un contratiempo. Ahora, estaba pudiendo jugar con las molestias de la rodilla, con el descanso adicional correspondiente, pero ante esta lesión de la mano no puedo hacer mucho más. Habrá que tener paciencia para poder regresar cuanto antes a ayudar a mis compañeros".

Toppert también será baja

Ante la ausencia del director de juego del CAI, José Luis Abós tendrá que modificar los roles de sus jugadores. Así, Van Rossom y Riera dispondrán de más minutos, aunque como ya ocurriera con la anterior lesión de Cabezas, es probable que Andrés Miso asuma responsabilidad también en la dirección del juego.

Pero los problemas del conjunto rojillo no se limitan al puesto de '1', ya que ayer también se confirmó la baja para Badalona del alero Chad Toppert. El estadounidense con pasaporte alemán no participó en la sesión preparatoria y tampoco jugará ante el DKV Joventut. En su caso, se debe a las molestias que arrastra en su hombro derecho y que le impiden lanzar con normalidad. Dadas estas ausencias, aunque Toppert sí que viajará con el grupo, los técnicos del club han decidido que también se desplace con la expedición el vinculado Nikola Rakocevic, quien ya hiciera la pretemporada con el primer equipo.

Las lesiones dejan mermado al conjunto de Abós y el mayor problema es que en lo que respecta a Cabezas será por un plazo largo de tiempo. Además, esa inoportuna fractura 'rompe' una posible operación beneficiosa económicamente para el club. Todo son males.

Etiquetas