Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

BALONMANO

El CAI recela del Naturhouse

El conjunto riojano, revelación de la Liga Asobal, cuestiona la quinta plaza naranja.

Así se juega la cara en ataque Grebenar.
El CAI recela del Naturhouse
toni galán/a photo agency

Una semana después del remonte europeo, el CAI Aragón regresa a la épica cotidiana de la Liga Asobal. Allí, en la competición doméstica, el conjunto naranja se ha instalado en la quinta plaza, conquista que reúne mucho más contenido heroico que la eliminación de los rebeldes muchachitos eslovenos del Trimo Trebnje. Ser el mejor de la otra Liga, el primero de la Asobal si borramos a los cuatro cocos de la Champions (Ciudad Real, Barça, Valladolid y Ademar), sí merece un subrayado. Las alabanzas en la Copa EHF aguardarán al desarrollo y desenlace del cruce ante el Lemgo germano.

 

Ni Eslovenia ni Alemania. Centrémonos en España. Consumidas 18 jornadas ligueras, la clasificación no engaña. El Naturhouse La Rioja, rival que hoy visita Zaragoza (18.30), se ha aupado a la séptima plaza de la Asobal por méritos propios. Acumulan los riojanos 20 puntos, los mismos que el sexto, esa notable plantilla y solo aceptable equipo llamado Reyno de Navarra. El técnico Jesús Javier González disfruta de un plantel sensiblemente inferior al navarro; pero lo explota infinitamente mejor. Por eso camina con tanta solvencia el Naturhouse, verdadera revelación del curso.

 

Hagamos un poco de historia. Sin fútbol ni baloncesto de elite, Logroño vio en el arranque del tercer milenio al balonmano como vehículo promocional de la ciudad. Compró la plaza en la División de Honor B y saltó después a la Asobal. Por supuesto, pagó la novatada. Fichó mucho y mal el primer año, salvándose de milagro gracias a que un Granollers que no se jugaba nada (al menos en la clasificación?) venció al histórico Teka y empujó por el precipicio a los cántabros.

 

Se mantuvo Jaime González en la gerencia del club. Jaime es hermano de Raúl González, ex central del Valladolid, actual segundo entrenador de Talant Dujshebáev en el Ciudad Real, y una de las más brillantes mentes en la dicción del balonmano. En esencia, Jaime González trasladó a Logroño el modelo del Valladolid, la cátedra del balonmano español. Hace dos años se hizo cargo del banquillo Jesús Javier González 'Jotas', ex segundo entrenador de Juan Carlos Pastor. Ya ven, genoma pucelano por todos los lados. El club comenzó a crecer. El año pasado alcanzaron Europa. Ahora, ya se han colado en los cuartos de la EHF. Hoy llegan a Zaragoza a solo dos puntos del CAI. La quinta plaza constituye un objetivo real y legítimo para los riojanos, poder emergente en la Asobal.

 

Con Paco López y Baskin lesionados, Jotas alineará a Vigo o Tioumentsev como central, con Isaías Guardiola y Alfredo Sorrentino en los costados, e Ismael Suárez y Unai Arrieta en las esquinas. Ángel Romero ejercerá de pivote. Hay que destacar el regreso a la capital aragonesa de Alfredo Sorrentino, jugador que dejó en Zaragoza impronta de intachable profesionalidad, llegando a jugar el año pasado incluso con el tabique nasal roto.

Abultada dificultad

Como el mérito de Sorrentino, el partido de esta tarde tiene narices. Se juega mucho el CAI Aragón, que puede apuntalar la quinta plaza. "Hemos podido descansar después de dos semanas muy intensas. Sabemos lo que hay en juego. El Naturhouse es un buen equipo", destacó Robert Arrhenius, esgrimiendo un diáfano recelo sobre el rival que hoy espera. Mariano Ortega volverá a apostar por el sueco como pivote, labor en la que acumula un agotamiento considerable tras caer lesionado Carlos Prendes.

 

Gabor Grebenar también está desarrollando un esfuerzo energético enorme tras la lesión de Sebas Koch-Hansen. Además de la conexión Grebenar-Arrhenius, principal vía de acceso a la victoria del CAI Aragón, el conjunto naranja demanda la activación de Larsson, jugador sensacional que hace un mes que no ve puerta. Conviene apuntar que para ver es imprescindible mirar con anterioridad. Si no se mira, evidentemente, no se ve. El corazón de Maqueda completará la primera línea, con Ivan Stankovic casi restablecido de su dolencia. En los extremos, Toño Cartón atraviesa por un momento dulce, mientras Stojanovic pretende esmerarse ante su ex equipo, y Amadeo Sorli está como un tiro. Sergio Ruiz Casanova apadrinará la rotación defensiva. Pablo Hernández o Iñaki Malumbres completarán el siete inicial de un equipo que verdaderamente ha acumulado méritos en la Asobal. En la Copa EHF, habrá que sacar el traje espacial ante el Lemgo. Hoy, ante el Naturhouse La Rioja, toca el mono de trabajo.

Etiquetas