Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

Buscando la reacción

Eliseu asciende por la rampa de vestuarios de La Romareda, el día de su presentación
Buscando la reacción
JOSÉ MIGUEL MARCO

Cornellá-El Prat, el nuevo campo del Espanyol, es un lugar donde el Real Zaragoza puede anunciar hoy básicamente dos noticias: que va a salir de la miseria futbolística en la que se encuentra o, por el contrario, que la maraña todavía está enredada. Si sucede lo primero, José Aurelio Gay respirará. Verá la luz. Entenderá que la hoja de ruta que ha preparado junto a Nayim le puede llevar a algún puerto provechoso, fundamentalmente a la salvación al término de la presente campaña. Adquirirán entonces su sentido el cambio de sistema, el peso otorgado a Ander Herrera en la dirección del juego y el nuevo estilo con el que quiere desenvolverse. También tomarán oxígeno -por supuesto- los padres de esta particular patria futbolística de 2010, el núcleo duro del 'Agapitismo': Pedro Herrera, Gerhard Poschner, Antonio Prieto y Javier Porquera, como hacedores de fondo que son de aquello que ocurre en superficie.

 

Gay todavía no podrá contar en su plena dimensión con los refuerzos del mercado de invierno recién contratados, Eliseu y Suazo. Acaso el portugués Eliseu juegue ante el Espanyol algunos minutos. En la tarde de ayer llegó su tránsfer internacional. El chileno Suazo, por su parte, se presentará mañana en la capital aragonesa. Otra cosa son los efectos psicológicos que pueda producir el hecho cierto de que arriban refuerzos en un grupo que hace tiempo que no sabe cómo ganar un partido. El cambio de entrenador no ha significado hasta aquí un revulsivo. La incorporación de nuevas piezas quizá lo suponga. Al menos es lo que se espera desde muy distintos estamentos.

 

Mientras eso sucede o no, quien está llamado de nuevo a asumir el peso de las operaciones sobre el terreno de juego es Ander Herrera. El joven futbolista de la cantera es ahora mismo el centro neurálgico del equipo, el punto de referencia, y quien, por tanto, establece todos sus equilibrios o desequilibrios principales. Con el fin de parapetarlo en el orden defensivo, es muy probable que José Aurelio Gay lo desplace un poco a la izquierda, para que sea Leo Ponzio quien sustente el armazón entero del equipo en el repliegue y la presión. La salida de balón, en cambio, tendrá la consabida vía principal. La segunda alternativa se encomendará, previsiblemente, a Jorge López, aunque también tiene alguna opción Gabi.

 

Arriba es duda Ángel Lafita, que ha viajado a Barcelona con problemas estomacales. En función de cómo evolucione en las próximas horas entrará en el equipo. Obradovic, por su lado, quedó por completo descartado. No ha superado las molestias que sufre en el primer dedo del pie izquierdo.

 

Convencido de que este partido ha adquirido valores que trascienden los tres puntos, Mauricio Pochettino, entrenador del Espanyol, ha dedicado bastante tiempo a lo largo de la semana a examinar al Zaragoza de Gay, que en nada se parece al Zaragoza de Marcelino. Por decisión técnica, Pochettino ha dejado fuera de la convocatoria a Raúl Tamudo, una decisión no exenta de polémica el entorno españolista. Por lo demás, apenas hay novedades de relieve en su escuadra, que tiene por objetivo abrir brecha de seis puntos respecto al Real Zaragoza. En todo caso, bajo los palos de su portería no se podrá situar Kameni, que disputa la Copa de África con Camerún. Iván de la Peña es baja por lesión.

 

El encuentro se disputará en el nuevo estadio de Cornellá-El Prat, que acaso tenga alguna ventaja para el Real Zaragoza, dado que no presenta historia. En este sentido, se trata de un estadio limpio. No pesan ni en contra ni a favor la historia, la estadísticas, los viejos sucesos épicos o desangelados de campañas precedentes. Todo eso queda para el estadio olímpico de Montjuic, donde el Real Zaragoza, ya metidos en este siglo, escribió una de sus grandes gestas, o para el viejo Sarriá. Quizá Cornellá-El Prat sea un campo que traiga ventura o se le dé bien el Zaragoza. A saber. Estos inexplicables del fútbol de vez en cuando suceden.

Etiquetas