Despliega el menú
Deportes

BRASIL 3 - COSTA DE MARFIL 1

Brasil asusta

Luis Fabiano lidera la prestigiosa victoria de Brasil -ya en octavos- ante Costa de Marfil. Kaká fue expulsado.

Luis Fabiano, autor de un doblete, celebra uno de sus goles a Costa de Marfil.
Brasil asusta
LAVANDEIRA JR. /EFE

Con pragmatismo europeo, toques de magia brasileña y pegada de campeón, a la 'canarinha' le sobró para sellar su segunda victoria, avanzar hacia octavos y dejar con el agua al cuello a Costa de Marfil, un símbolo más de que el fútbol africano retrocede justo en su Mundial. Además de ganar y de clasificare, Brasil celebró dos excelentes noticias, el reencuentro de Luis Fabiano con el gol y de Kaká con las asistencias. Le falta continuidad pero al menos el madridista participó en dos acciones decisivas. Le sobraron dos acciones innecesarias, ya con todo resuelto, que le costaron la expulsión y descansar ante Portugal. Es verdad que no golpeó con el codo el rostro del teatrero adversario, pero nunca tiene que entrar en la guerra abierta por unos marfileños que no supieron perder. Dunga no engaña a nadie. No tiene dobleces en su discurso. Hizo carrera en Italia y lo lleva a gala. Siempre habla de equilibrio, de defender bien como premisa indispensable para que luego decida el talento. Lo expone y lo pone en práctica con un Brasil que no enamora pero sigue muy firme su singladura por el Mundial de Sudáfrica. Hay gestos durante el partido que ejemplifican su propuesta. Señales inequívocas de que los jugadores están con él porque ganan. Sólo desde la obsesión defensiva se puede entender, por ejemplo, que Lucio abronque a Luis Fabiano por no presionar la salida de Costa de Marfil. O que el propio central del Inter pierda un balón casi en el córner lejano y haga una falta táctica ahí mismito. O que Dunga exija a Elano, un supuesto hombre de banda, que se venga al centro y se junte más a Gilberto Silva para cerrar espacios. No había hecho nada Brasil hasta el gol. Apenas una internada de Robinho. El juego era insulso, monótono, como unos y otros firmasen un empate que les dejase bien colocados de cara a la jornada final. Pero al fin apareció el trío Robinho-Kaká-Luis Fabiano, tan deseado, para marcar diferencias. El extremo tocó, el madridista metió un balón en profundidad y el sevillista descerrajó un disparo seco. Entró por el poste de Barry, pero era un misil. El gol fue festejado como el hallazgo de un tesoro. Por un lado los que lo buscaron y encontraron y por otro, junto al banquillo, los que se encargaron de vigilar las espaldas de los valientes. Es un equipo marcial, sin 'jogo bonito' pero con espíritu. Por algo habrá ganado en el tiempo con Dunga una Copa América y otra Confederaciones.

Ficha técnica

Brasil Costa de Marfil Brasil Julio César, Maicon, Lucio, Juan, Michel Bastos, Gilberto Silva, Elano (Dani Alves, min. 66), Felipe Melo, Kaká, Robinho (Ramires, min. 92) y Luis Fabiano Costa de Marfil Barry, Demel, Kolo Touré, Zokora, Tiene, Yayá Touré, Eboue (Romaric, min. 71), Tiote, Dindane (Gervinho, min. 53), Kalou (Keita, min. 67) y Drogba. Goles 1-0, min. 24: Luis Fabiano. 2-0, min. 50: Luis Fabiano. 3-0, min.. 61: Elano. 3-1, min. 78: Drogba. Árbitro Stephane Lannoy (Francia). Expulsó por doble amarilla a Kaká en el minuto 88. Mostró amarilla a Tiene, Keita, Kaká y Tiote.

Etiquetas