Despliega el menú
Deportes

SD HUESCA

Calderón pide calma

El técnico del Huesca trata de restar presión a la plantilla, advierte de la dificultad que entraña la Segunda División y solicita el apoyo unánime de los aficionados oscenses

El técnico del Huesca, Antonio Calderón, aprovecha la visita de Las Palmas para repasar la actualidad del equipo oscense, recordar cuál es la exigencia que debe gravitar sobre la plantilla e instar al entorno a ofrecer su apoyo incondicional.

En primer lugar, Calderón valora el hecho de tener a toda la plantilla a su disposición. "Cuando salga de aquí me voy a ir a la farmacia para comprarme aspirinas, porque ahora tengo dolor de cabeza para hacer la convocatoria", bromea el técnico, quien sin embargo reconoce que ello eleva la competitividad: "Eso es lo que queremos. Ver que todo el mundo está al cien por cien es una gran alegría; aunque dejar gente fuera que ha trabajado bien, siempre supone una injusticia", afirma.

Aunque marche decimoséptimo, el Calderón recela de Las Palmas, el próximo rival. "El año pasado hizo una de las mejores segundas vueltas de la categoría y mantiene el mismo bloque. No ha tenido un buen comienzo, pero es un buen equipo de Segunda. Además, ellos tienen a Marcos Márquez, que es uno de los mejores delanteros de la categoría junto con Geijo", señala.

El técnico del equipo oscense desgrana la filosofía con la que debe afrontar el Huesca la temporada: paso a paso, sin obsesiones, con regularidad y calma. "No tenemos que mirar la clasificación. El equipo lo que tiene que hacer es dar la cara. La exigencia se la tenemos que poner nosotros, el cuerpo técnico. Estamos compitiendo bien. Estamos en Segunda División, somos el Huesca y eso no se le puede escapar a nadie", recuerda.

El calendario amenaza

Los rivales que anuncia el calendario de aquí al final de año son de notable enjundia. Su nombre o su clasificación imponen respeto. "Ya dije hace días que cada partido en Segunda es el Everest. Hemos jugado contra la Real, que no deja de ser un equipo de Primera. Ahora nos viene Las Palmas, que también es otro histórico, luego el Zaragoza, el Murcia, el Hércules… hablamos de equipos que tienen un pasado en la máxima categoría", dice Caldxerón.

"Eso es lo que nos tiene que hacer a todos darnos cuenta de dónde estamos -insiste-. Lo que pasa es que, como estamos acostumbrando a la afición a hacer las cosas bien y a jugar bien, cuando no se consiguen resultados viene la decepción; pero no debería ser así, siempre y cuando el equipo dé la cara", asegura.

El entrenador del Huesca, en este sentido, solicita prudencia. "Nosotros estamos muy tranquilos, tanto en el cuerpo técnico como en el club, y eso debería hacerse extensivo a la afición y a los medios de comunicación. Lo que no debemos hacer es dudar del equipo", explica.

Eso sí, Calderón solo tiene palabras de elogio para la afición. "Su comportamiento está siendo excepcional y nosotros con nuestro trabajo estamos ayudando a que se suban al barco. Vamos a intentar seguir dándoles mucho para que continúen estando ahí, pero también les pedimos que, cuando las cosas no salgan, no nos dejen", anuncia el entrenador del equipo azulgrana, que recuerda que hay que ir "partido a partido".

Etiquetas