Balonmano
Suscríbete

balonmano

La continuidad de Nolasco, primera piedra del nuevo Bada Huesca

El ilicitano iniciará su 14ª temporada consecutiva con los rojillos y ya busca refuerzos tras las salidas de Montoya, Hackbarth y Arnau.

Nolasco, a la derecha, con el director deportivo, Dani Ibáñez.
Nolasco, a la derecha, con el director deportivo, Dani Ibáñez.
H. A.

El Bada Huesca ha puesto de largo las claves del proyecto para la próxima temporada, que volverá a contar en el timón de proa con el técnico José Francico Nolasco. El ilicitano iniciará la decimocuarta campaña consecutiva, un hito con escasos precedentes en el balonmano español. Persigue los pasos de un histórico como Manolo Cadenas y ya piensa en cómo reforzar a los rojillos tras las bajas confirmadas de Iván Montoya, Rudolph Hackbarth y Pere Arnau, con una idea de lo que va a venir y la apuesta decidida por la gente de la cantera. El objetivo volverá a ser la permanencia y “una evolución, exigir un poco más que este curso”.

El director deportivo, Dani Ibáñez, ha señalado este miércoles en una rueda de prensa conjunta que la planificación lleva un tiempo en marcha, con posibles altas y bajas, y el primer paso era la confirmación del técnico. La continuidad de Nolasco, que terminaba contrato, era un hecho y seguirá un curso más: serán ya 14 consecutivos. “Lo consideremos uno más, estamos encantados en todos los aspectos. No hay un entrenador mejor, que pueda hacer lo que queremos y lo que está haciendo”, apuntó, además de calificar como “muy positivo” el recién concluido curso 22-23.

El objetivo, ante todo, “era la permanencia y a partir de ahí luchar por quedar lo más arriba posible”. Ibáñez ha explicado que lo único claro a día de hoy son las bajas de Montoya, Hackbarth y Arnau. “Nuestra idea era que los tres continuaran y por distintos motivos no ha podido ser”, señaló. En cuanto al resto, tienen todos contrato salvo Adrià Pérez, Rodrigo Benites y Miguel Malo. Se espera que los tres sigan y las posturas al respectos son unívocas. Se trabaja en nuevas incorporaciones y el perfil buscado conjuga el encaje humano y el económico -insoslayable- en las tres posiciones que se quedan huérfanas. Se manejará un presupuesto muy similar.

Nolasco, mientras, ha dado las gracias al club “por la oportunidad y lo fácil que lo pone todo”. En una Asobal “cada año más complicada”, para “conseguir retos qué mejor sitio que Huesca. Te dejan trabajar, confían en ti y la afición está cada vez más volcada con el balonmano”. Se considera “afortunado” por llevar “la batuta”, y explicó que ha desaparecido la escala tradicional: “Ahora los jugadores se van más jóvenes y es complicado encontrar otros que den un nivel alto pronto”. En este sentido, los fichajes del pasado verano “han rendido bien y esperamos que la temporada que viene lo hagan aún mejor”.

Se trata de ser “más selectivos” porque “todos los jugadores son muy importantes, si uno no funciona se resiente el conjunto”. Nolasco no mira unas cifras históricas, sino “irme satisfecho cada noche por el trabajo realizado. Que el examen de cada fin de semana tenga cargas positivas”. La permanencia virtual se había alcanzado con siete jornadas de margen, lo que “no habíamos pensado ni en los mejores casos y es para estar satisfechos”. Afrontará el futuro “como el primer año” porque “no hay otra opción y es un error vivir de rentas”. El reto será “mostrar una versión mucho mejor, la 14.0”.

No se trata de “notar una presión o de hipotecar” al Bada Huesca, pues “hay confianza y si un día hay que romper no pasa nada. No sería nadie sin las personas que tengo alrededor en mi cuerpo técnico”. El perfil de los nuevos fichajes se decanta más por el de joven por explotar, más adaptado a las posibilidades económicas, “con hambre. Encontrar a alguien que se adapte enseguida o juegue a lo que hacemos no es fácil. Vamos a buscar jugadores con talento que podamos formar. Que no estén ‘intoxicados’ por otras formas de jugar”.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión