Balonmano
Suscríbete por 1€

Balonmano

El Bada Huesca no puede estrenarse en casa con victoria

Los oscenses cayeron por 30-32 ante el Recoletas Atlético Valladolid tras una mala segunda parte.

Iván Montoya, pivote del Bada, intenta recibir entre los defensas del Atlético Valladolid.
Iván Montoya, pivote del Bada, intenta recibir entre los defensas del Atlético Valladolid.
Verónica Lacasa

Quería que su estreno en casa fuese toda una fiesta, pero falló lo más importante, el marcador. Tras la victoria de la semana pasada en Torrelavega, el Bada Huesca sufrió este domingo frente al Recoletas Atlético Valladolid su primera derrota de la temporada (30-32). Tras una primera parte muy igualada en la que los de José Nolasco lograron cerrar con una ventaja mínima, en la segunda se estrellaron ante la defensa y el portero pucelano. La desventaja llegó a ser de cinco goles y la reacción se produjo tarde. Con dos puntos en el haber tras las dos primeras jornadas, los oscenses deberán pasar el próximo sábado por el trance de visitar al Barcelona.

La primera ventaja del partido para el Bada no llegó hasta casi el minuto 24. La primera parte resultó muy igualada y en ella a los oscenses les costó tomar la iniciativa en el marcador. Fueron creciendo paso a paso desde la defensa y siendo pacientes adelante ante las constantes paradas de César Pérez, que por momentos se asemejó a un muro.

El duelo se puso en marcha con un rápido intercambio de goles en el que los visitantes Álvaro Martínez y Borja Méndez se sentían cómodos. Ellos marcaban primero y el Bada respondía. En esos primeros compases, se llegó a ver un 5-7 en el marcador, la máxima para los pucelanos. Los de Nolasco, no obstante, volvieron a echarles el aliento con los contragolpes como gran recurso. Hackbarth erró dos que hubiesen colocado al Bada por delante y finalmente fue Ignacio Suárez el que firmó el 13-12 forzando el tiempo muerto de sus rivales. Después, Hackbarth consiguió el 15-13 y al descanso el partido quedó en un 15-14.

Si en el primer acto el primer gol había tardado solo 25 segundos en producirse, en el segundo hubo que esperar más de dos minutos. Primero marcó Ignacio Suárez y después, Iván Montoya en lo que parecía un prometedor inicio del Bada. Sin embargo, el Valladolid se rehizo y del 17-14 se pasó al 18-20. Los oscenses tuvieron la opción de restablecer las tablas, pero reapareció César Pérez bajo los palos y el partido se endureció.

Mediado el periodo, los visitantes engordaron su colchón hasta los tres goles (19-22). El Bada se perdió ante la defensa visitante buscando el camino hacia una portería que no encontraba. Los tiros lejanos fueron ineficaces y conectar Montoya por dentro se convirtió en imposible. Atrás, la fortaleza se había perdido y se intentó recuperar cambiando a Tercariol por Arguillas en la portería. El agujero fue de cinco goles, hubo un intento de reacción adelantando la defensa y acelerando el ritmo, pero la rebelión llegó tarde.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión