Balonmano
Suscríbete por 1€

balonmano

El Casademont, el nuevo motor del balonmano en Zaragoza, inicia su andadura

Ayer se presentó el proyecto, con los fichajes estrella de Jorge Gómez Lite y el internacional brasileño Felipe Borges.

Esta es la plantilla del Casademont Zaragoza.
Esta es la plantilla del Casademont Zaragoza.
Francisco Jiménez

Tantas ganas tenían de empezar, que, cuando la cita era a las 19.30, a las 19.15 la plantilla del Balonmano Casademont Zaragoza ya se encontraba haciendo corro alrededor de Pablo Hernández, presidente de la entidad, en el pabellón Siglo XXI. Además de Pablo Hernández, Sergio Durbán, presidente del Adecor (Corazonistas) y Juanma Giménez Múgica, del Ademar (Maristas), vectores esenciales en el proyecto que ahora nace, junto a Félix Latre, Pepe Martínez Madre y Javier Bailo. Muchos son los que han enjuiciado, opinado, valorado e incluso pontificado sobre el balonmano zaragozano desde la extinción del BM Aragón hace seis años; pero los que han hecho, con sus aciertos y errores, los que han dado la cara, son los anteriormente referidos. Ellos son también los que han alcanzado un acuerdo con el club Casademont Zaragoza. De esta forma, una firma con etiqueta ACB se introduce en el balonmano. Como las exigencias inherentes a la ACB, como los nombres y la ejecutoria de Reynaldo Benito, Alberto Sainz y Artemio Echeverríbar denotan, con el objetivo de profesionalizar el club para alcanzar los objetivos trazados. Por supuesto, la meta es la Liga Asobal y devolver a Zaragoza a la élite del balonmano. Tardarán más o menos, pero, desde luego, se pondrán todas las bases para que se consiga el objetivo.

Pablo Hernández, exguardameta de élite (Portland San Antonio, Teka Cantabria, Valladolid, CAI Aragón...), argumentaba desde el poso de la experiencia la nueva etapa que ahora nace. "El club ya lleva dos años en Primera Nacional. Hemos conseguido unir las canteras de Zaragoza, un paso muy importante. Además, la llegada de la firma Casademont supone un gran paso al frente. La gente está muy ilusionada. Hay un equipo muy competitivo. Estoy seguro de que vamos a hacer bien las cosas. Eso sí, tenemos que ir paso a paso, avanzando con seguridad hasta la meta", consideró Pablo Hernández.

El nuevo entrenador, Alejandro Egea, tiene ante sí un reto de envergadura. Además de ser el equipo de referencia de Zaragoza, la llegada de Casademont eleva más si cabe la exigencia de un club que sale a por todas en Primera Nacional para jugar el año próximo en la División de Honor Plata (la B de toda la vida). "Solo hay que ver cómo están los jugadores. Hay una ilusión tremenda. Todos tenemos unas ganas locas de arrancar. El equipo ya era potente y lo hemos logrado reforzar con un portero de primer nivel, como es Jorge Gómez, y con un internacional como Felipe Borges, que es un lujo para nosotros. Confío en el trabajo de todo el grupo. Todos son importantes para alcanzar la meta. Queremos estar entre los dos primeros y luchar por el ascenso", dijo Alejandro Egea.

Los ojos con que nos ven desde fuera también son reveladores. Que un jugador que jugó los pasado Juegos Olímpicos de Tokio con Brasil milite en el Casademont y no en la Asobal habla mucho y bien del nuevo equipo aragonés. La opinión de Felipe Borges constituye un indicador de qué somos y a qué aspiramos. "Jugué en Zaragoza hace 12 años. Después, he estado jugando en Francia y en la Liga Asobal, además de en la selección de mi país, Brasil. Regreso a Zaragoza porque el proyecto me gusta, porque creo que Zaragoza tiene que estar en lo más alto como ciudad de deporte", subrayó. Respecto a la plantilla y a sus nuevos compañeros, Felipe Borges fue muy sincero. "Conozco a Jorge Gómez, que es un gran portero. El resto del equipo es un conjunto de jugadores jóvenes con muchas ganas. Eso es fundamental en el camino que vamos emprender", concluyó Borges.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión