Despliega el menú
Balonmano
Suscríbete

balonmano

El año (casi) perfecto del Bada Huesca

Los oscenses han batido su récord de puntos, jugado tres torneos y rozado la clasificación para Europa tras la mala temporada anterior.

El Bada Huesca consigue una gran victoria ante el Bidasoa
El Bada Huesca superó en el Palacio de los Deportes a rivales de mucha entidad.
Rafael Gobantes

Asomarse a Europa, tocar la clasificación con la punta de los dedos. En una temporada más difícil si cabe por la pandemia, el Bada Huesca ha firmado uno de sus años más brillantes en la Liga Asobal, y ya son diez consecutivas. Ha faltado el mejor remate, pero los oscenses han jugado todas las competiciones domésticas, Copa del Rey y Copa Asobal, y la acumulación de partidos por los aplazamientos covid les ha pasado factura al final. Perdieron la tercera posición, que daba derecho a disputar competiciones europeas, en la última jornada tras caer con el Logroño y auparse estos a una plaza privilegiada. La quinta posición, detrás de Barça, Bidasoa y empatados a 47 puntos con Logroño y Granollers, sabe a gloria.

La valoración de este curso supera en varios aspectos al más rutilante hasta la fecha, ese 2013-14 en el que sí lograron billete para una efímera aventura continental. Entonces fueron cuartos, pero ahora han logrado más puntos y han batido el récord de triunfos a domicilio, once. También es cierto que en esta edición competían dos clubes más, 18 por los 16 habituales, debido a que la pasada se cerró sin descensos. Uno de los equipos que se encontraba en aquella delicada situación era, precisamente, el Bada Huesca, que después de que se suspendiera la temporada enarboló la defensa de una Asobal en la que sí tuviesen lugar ascensos pero nadie perdiese la categoría.

Tras el regreso a los entrenamientos, y con pocos retoques en el plantel, el equipo aragonés se enfrentaba a la incertidumbre de descubrir si su rendimiento andaría parejo con el de un curso que hasta su cierre había transcurrido con notables dificultades o si el nuevo comienzo y el hambre de pista darían un aire radicalmente distinto al conjunto entrenado por Nolasco. Las bajas de jugadores importantes como Filipe Mota, Marco Mira o de Jorge Gómez se paliaron con las llegadas del portero portugués Miguel Espinha; el lateral izquierdo Oleksandr Nekrushets, el primera línea Janez Gucek o el lateral derecho Paul Alonso.

Una decidida apuesta por la juventud, con canteranos como Miguel Malo y Jorge Broto contando con minutos, refrescaba las expectativas de un grupo que de entrada solo podía pensar en la permanencia. Lo parecieron confirmar las tres derrotas iniciales ante Guadalajara, Valladolid (ambas en el Palacio de los Deportes) y Bidasoa Irún. Sin embargo, la racha posterior de siete triunfos consecutivos dio alas a los rojillos, que comenzaron una escalada imparable hacia la zona alta.

Hasta el parón de febrero, el Bada Huesca solo caería en dos ocasiones más, con Anaitasuna y la preceptiva derrota con el FC Barcelona. Un camino casi inmaculado que le valió para terminar la primera vuelta en la tercera posición y, por tanto, obtener una plaza en la Copa Asobal, que se debió aplazar al pasado fin de semana para dar cabida a la disputa de partidos aplazados. De vuelta a la Asobal, dos victorias electrizantes en casa frente a Ademar León y Bidasoa Irún reforzaron las opciones europeas como más que una quimera y prepararon a los de Nolasco para la participación en la fase final de la Copa del Rey de Madrid.

Con los leoneses como rivales, acusaron una menor experiencia en este tipo de envites y cayeron eliminados con claridad (40-28). De vuelta a la competición regular, y con público al fin en las gradas del Palacio de los Deportes después del levantamiento de restricciones sanitarias, el Bada se enfrentó a un ritmo de partidos atroz para que el calendario se pusiese al día. La revancha de León, con una victoria histórica por 27-28, no bastó y los tropiezos ante Cuenca o Anaitasuna terminaron cediendo el tercer lugar. El epílogo contra el Barcelona en la Copa Asobal (43-27) no emborronó un año para enmarcar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión