Despliega el menú
Balonmano
Suscríbete

balonmano

El Bada Huesca choca con un muro en Cuenca

Los oscenses ven cortada ante un rival directo por Europa su racha de seis victorias consecutivas en un duelo que en el brilló el meta local Leo Maciel (29-21).

Sergio Pérez, del Bada Huesca, busca cómo superar a Pizarro y Moya, del Cuenca.
Sergio Pérez, del Bada Huesca, busca cómo superar a Pizarro y Moya, del Cuenca.
Juan Alberto Lillo

Toca reiniciar el contador de victorias consecutivas. Tras seis marcadores positivos, el Bada Huesca cayó en su visita al Incarlopsa Cuenca en un partido en el que acusó cierta falta de intensidad y en el que se topó con un rival y, en particular, un portero en estado de gracia. Un 50% de paradas firmó Leo Maciel para acabar provocando la desesperación en los oscenses, que ya en la segunda parte, incluso llegaron a rehuir lanzamientos fáciles ante el temor de fallar (29-21). El duelo daba a los de Jose Francisco Nolasco la posibilidad de dejar atrás a un rival directo por la tercera plaza y los puestos europeos y, lejos de lograrlo, lo que pasó es que la clasificación en la zona alta de la Asobal se comprime todavía más.

Aunque ambas defensas mostraron un buen nivel de inicio, fueron los locales los que le sacaron mejor provecho. Desactivaron por completo las líneas de pase al pivote Iván Montoya, que no vería puerta hasta el 20-14, ya en el segundo capítulo del envite, con el que alcanzó la cifra de cien goles en lo que va de curso, y también cerraron los lanzamientos lejanos. Cuando no paraba Maciel blocaba alguno de sus compañeros. Adelante, con Pizarro, Ponciano y Nacho Moya haciendo daño, la ventaja se fue abriendo. Nolasco tuvo que pedir tiempo muerto con el 8-4 a los doce minutos y al descanso la situación era de 16-12, un mal menor después de que la diferencia hubiese sido de seis.

Ya con la segunda parte avanzada, el Bada se colocó en un 5-1 que frenó durante varios ataques la avalancha conquense. Sin embargo, no le sacó provecho en ataque. El primer gol oscense del periodo lo firmó Marcelo a los nueve minutos (19-13). Después, el 20-15 de Pinto fue el canto del cisne. A partir de ahí, se cortó la pequeña reacción e incluso se alcanzó el 27-17.

A la finalización del partido Nolasco admitió que el Cuenca había superado a su equipo, “prácticamente en todas las facetas del juego”. “Deberíamos haber ido más fuertes y con más acierto, no hemos sabido jugar en ataque al nivel que se requería y cuando lo hemos hecho ha aparecido Maciel, y en defensa nos ha costado llegar a las ayudas y se han generado situaciones demasiados claras”, expuso. A su juicio, la derrota no fue fruto de una posible relajación de sus jugadores sino que la achacó al equilibrio que existe en la competición: “Cualquiera te puede superar y tú superarle a él”.

Ahora, el mes de abril le depara al Bada todavía otras dos citas frente a rivales directos. El 17 de abril recibe al Granollers y el 23 visita al Ademar León.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión