Despliega el menú
Balonmano
Suscríbete

balonmano

El Bada Huesca mantiene el temple y se impone al Puente Genil

Los oscenses suman no sin sufrimiento su sexta victoria consecutiva y se mantienen firmes en la tercera plaza tras un partido en el que supieron sobreponerse a sus errores (26-24).

Montoya, pivote del Bada Huesca, se cuela entre dos rivales del Puente Genil.
Montoya, pivote del Bada Huesca, se cuela entre dos rivales del Puente Genil.
Pablo Segura

Forma ya parte de la identidad del actual Bada Huesca, de ese equipo que está firmando una campaña para el recuerdo. Los oscenses sufren, se ven obligados a tener que lidiar con finales apretados, pero acaban saliendo airosos. La visita del Puente Genil no fue la excepción. Hasta que Oier García, en el que era su segundo tanto seguido, no marcó el definitivo 26-24 a falta de tres segundos el Palacio de los Deportes no pudo respirar tranquilo. El resultado supone la sexta victoria liguera consecutiva de los de Nolasco, les permite seguir soñando con la segunda plaza y manda un mensaje claro a sus próximos rivales, conjuntos que, como los cordobeses, ansían su tercera posición y con los que se van a tener que ver las caras en un duro mes de abril. El Bada no da ni un paso en falso.

Miguel Espinha fue uno de los nombres propios. Con quince paradas sobre 39 lanzamientos sostuvo a los suyos en los momentos delicados y mantuvo un bonito duelo con el portero de enfrente el veterano Álvaro de Hita, que también brilló. Especialmente decisivo fue el blocaje en dos tiempos del portugués que evitó el 25-25 a poco más de un minuto para la conclusión. Pero también brillaron otros como los de Montoya y Marcelo en el toma y daca vivido hacia la mitad de la segunda parte o el de Tioumentsev tras el descanso.

La primera parte tuvo un tono eminentemente defensivo. El primer gol no se produjo hasta el tercer minuto, un lanzamiento lejano de Poveda que no pudo detener Espinha como sí había hecho antes con un tiro de Juan Castro, que acabaría con siete dianas, y como seguiría haciendo durante todo el primer periodo en el que hasta en ocho ocasiones se interpuso entre un jugador del Puente Genil y la red. La última fue tras un tiempo muerto y dio la oportunidad a los suyos de irse al descanso por delante. Sin embargo, no lo aprovecharon y en su respuesta los andaluces firmaron el 10-11 con el que se cerró un acto inicial en el que el Bada había llegado a gozar de tres goles de ventaja superado su ecuador tras un misil de Tioumentsev.

Tras el paso por los vestuarios, los ataques se avivaron. Los visitantes golpearon primero con el 10-12, lo que no amedrentó al Bada. Siguió remando a contracorriente hasta que Marcelo logró el 16-15 a los siete minutos y medio. Después, hasta que Adrià Pérez rubricó el 22-20, se sucedió un intercambio de goles. La pequeña ventaja fue fugaz y Castro equilibró de nuevo la situación con menos de diez minutos por jugarse (22-22). Hubo alguna mala decisión, pero también emergieron figuras como Oier García, Montoya y Carmona, y la victoria no se escapó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión