Despliega el menú
Balonmano

balonmano

El Bada Huesca alcanza al Logroño en la tercera plaza de la Asobal

Los oscenses consiguen otro triunfo de gran mérito en un partido en el que llegaron a ir ganando por seis y en el que resistieron el arreón final de los riojanos (30-29).

Adriá Pérez realiza un lanzamiento en el duelo con el Logroño.
Adriá Pérez realiza un lanzamiento en el duelo con el Logroño.
Pablo Segura

El Bada Huesca alcanzó la tercera plaza de la Asobal, empatado a 22 puntos con el Ademar y el Logroño, después de que este domingo se impusiese por 30-29 a los riojanos. Por delante en la clasificación ya solo quedan el Bidasoa (24) y el invicto Barcelona (30). El triunfo fue una nueva demostración de las altas cotas que los de Nolasco están alcanzando en su juego. En la que fue su undécima victoria en los últimos doce partidos se hicieron pronto con el mando del choque, llegaron a manejar ya en la segunda parte una cómoda renta de seis tantos y en el tramo final resistieron el intento de remontada visitante.

El trabajo, de nuevo, fue coral y a él se sumó Mosquera. El lateral, después de una larga lesión tuvo sus primeros minutos e incluso se permitió el lujo de marcar. También se vivieron pequeños duelos particulares, como el Marcelo con su sobrino Casado, especialmente en la primera mitad en la que ambos lanzaron seis veces para sumar tres dianas.

El cruce, que en un principio debería de haber servido para cerrar la primera vuelta, fue en realidad el antepenúltimo a consecuencia de los múltiples aplazamientos por la covid-19. Antes de que la liga se detenga hasta febrero y de que se conozca la composición definitiva de los conjuntos que entran en la Copa del Rey, los oscenses aún deben visitar el martes al Barcelona (18.30) y recibir el sábado al Ademar (18.00).

La primera parte no pudo ser más positiva para el Bada Huesca. Aunque el Logroño le impidió correr, los oscenses supieron afrontar con éxito la defensa de su rival, un entramado de trampas y engaños en el que no se enredó apostando por un juego directo. Atrás, Miguel Espinha fue un baluarte bajo los palos con seis paradas y un 35% de efectividad y adelante Montoya, Marcelo y Pinto hicieron mucho daño.

En los primeros minutos la tónica fue el intercambio de goles aunque con los visitantes llevando la voz cantante. Cada uno de sus golpes era respondido por los de rojo hasta que Tioumentsev los puso por delante con el 9-8 cerca ya del minuto 17. A renglón seguido Espinha paró y Pinto amplió aún más una ventaja que llegó a ser de cuatro goles. Nieto logró el 15-11 tras un tiempo muerto de Nolasco para organizar una jugada en la que Sergio Pérez le asistió a las mil maravillas. El Logroño no se dejó impresionar y armó una ofensiva rápida para dejar las cosas al descanso en 15-12.

La efectividad de los locales no decayó en el segundo periodo. El primer parcial fue de 3-0 con Montoya, Sergio Pérez y Asier Nieto como protagonistas. La exclusión de Rodrigo fue aprovechada por el Logroño para reducir la distancia, pero ésta era tal que no bajó de los cuatro goles. Era mucha la distancia que tenían que remar los riojanos frente a un contrincante que no temblaba. Se dieron cuenta y se pusieron nerviosos multiplicando sus errores. El Bada recuperó su colchón de seis goles (22-16) y los visitantes tuvieron que parar el partido.

A diferencia de en el primer periodo, ahora los locales sí que estaban pudiendo correr, lo que aprovechó Adriá Pérez, un punzón. Además, en los momentos en los que tocaba buscar la meta contraria en posicional, se encontró con facilidad Montoya en el pivote mediante pases filtrados.

Aunque el marcador durante buena parte del segundo acto se estabilizó en una horquilla de entre cuatro y seis goles, en los minutos finales los visitantes la rebajaron. El esfuerzo estaba siendo importante y enfrente había un rival de postín. A menos de dos minutos, el marcador era de 29-27. Había cierto desconcierto en el Bada y Nolasco detuvo el juego para reordenar la ideas y evitar que todo lo hecho se fuese por la borda. En la reanudación, Pinto vio la autopista y subió el 30-27 con menos de un minuto. Los riojanos lograron después el 30-28 y el 30-29, pero el triunfo no se escapó.

Etiquetas
Comentarios