Despliega el menú
Balonmano

balonmano

El Cuenca, primera piedra de toque para el Bada Huesca

Los oscenses afrontan la primera cita de un complicado final de año en el que está en juego entrar en la Copa del Rey.

Montoya, jugador del Bada Huesca, realiza un lanzamiento durante el partido ante el Puerto Sagunto.
Montoya, jugador del Bada Huesca, realiza un lanzamiento durante el partido ante el Puerto Sagunto.
Rafael Gobantes

Después, el domingo, llegará la visita del Logroño y ya la semana que viene el desplazamiento a Barcelona y el recibimiento al Ademar León. El Bada Huesca comienza el miércoles a despedir el año cruzándose en el Palacio de los Deportes con el Incarlopsa Cuenca (17.00) en el primero de sus últimos cuatro compromisos de 2020. En ellos, y por orden del calendario, en tan solo diez días se verá las caras con los actuales sexto, tercer, primer y quinto clasificados de la Asobal, todo un test para medir con precisión las aspiraciones reales del grupo que dirige Jose Nolasco, cuya buena marcha ha puesto al alcance de la mano la reserva de una plaza en la próxima Copa del Rey.

Esta temporada, el formato para competir en su fase final ha cambiado. Con el Barcelona ya clasificado como vigente campeón, a la fase final accederán también el anfitrión o, en su defecto, el subcampeón (el Benidorm), además de los seis primeros clasificados al final de la primera vuelta.

Los oscenses, que acumulan nueve victorias en sus últimos diez encuentros, las dos últimas ante el Villa de Aranda (26-19) y el Sinfín (25-29), han escalado desde la última posición a la que les abocaron sus tres primeras derrotas hasta la cuarta de la que presumen en estos momentos con 18 puntos, cuatro menos que el Logroño, conjunto situado justo por encima en la tabla, pero que lleva dos partidos disputados más, y con dos de ventaja respecto a Anaitasuna, séptimo, y el Atlético Valladolid, octavo.

A este respecto, al igual que muchos otros equipos de la competición, el Bada ha tenido que capear el gran número de aplazamientos al que ha forzado la aparición de positivos por covid-19. Los oscenses los han ido recuperando en las últimas semanas y de hecho ésta será la tercera consecutiva con duelos en miércoles y en sábado o domingo; el de los conquenses corresponde a la décima fecha del calendario.

Nolasco contará con las bajas de Álvaro del Valle y Oier García, para suplirlas promociona desde el filial a Lucas Calvo. El técnico de los altoaragoneses advierte de que el rival es “un equipo potentísimo”. “En ataque pueden solucionar en la primera opción y también de forma colectiva”, valora, añadiendo que la defensa que practican es “aguerrida y con contacto”. Su potencial se sitúa en la zona central por ello habrá que “mover mucho el balón para sacar ventajas”.

El Cuenca se presentará en Huesca con 17 puntos tras haber caído con el Bidasoa por 32-27 en un choque frente al segundo clasificado en el que un bache en la segunda parte le condenó. El entrenador Lidio Jiménez no podrá emplear al central Ángel Pérez al haberse realizado su inscripción de forma posterior a la fecha original del partido. Además Thiago Alves es duda por un esguince de tobillo.

Etiquetas
Comentarios