Despliega el menú
Balonmano

balonmano

El Bada Huesca recupera sensaciones a costa del colista

Los oscenses se impusieron con solvencia al Villa de Aranda en un partido en el que fueron de menos a más (26-19).

Palacio de Deportes.Balonmano. Bada Huesca-Aranda. / 02-12-2020 / Foto Rafael Gobantes[[[FOTOGRAFOS]]]
Álex Marcelo piensa su siguiente paso a dar en el duelo ante el Villa de Aranda.
Rafael Gobantes

El Bada Huesca vuelve a la senda de la victoria. Después de que el sábado pasado en su visita al Anaitasuna viese cortada su racha de siete triunfos consecutivos, los oscenses aprovecharon su duelo en el Palacio de los Deportes ante el Villa de Aranda para resarcirse y recuperar sensaciones (26-19).

Sin Oier García y sin Tioumentsev, los de Nolasco se mostraron de nuevo como un bloque sólido que fue de menos a más ante un colista que ofreció resistencia hasta mediado el segundo periodo dentro de un cruce correspondiente a la octava jornada de la Asobal que había sido aplazado en su día. Como se esperaba, los arandinos, a pesar de la posición que ocupan, fueron un rival correoso que incluso mandó en el marcador durante prácticamente todo el primer acto. El buen tono defensivo y el no perder la concentración en los momentos de menor claridad resultaron básicos en todo un ejercicio de paciencia en el que hubo que esperar a que el triunfo cayese de maduro.

De inicio los visitantes se mostraron sólidos atrás impidiendo que los locales encontrasen a los extremos y cerrándose por el centro. Rara vez en la primera parte Sergio Pérez logró colarse entre las torres de enfrente y tampoco Montoya en el pivote tuvo fácil librarse del pegajoso marcaje al que fue sometido; la misma severidad que los árbitros aplicaban en una portería la reclamó para la otra. Sí que se manejó en cambio bien Rodrigo Benites. El brasileño abrió el marcador tras un par de minutos que los contendientes emplearon para entrar en calor. Primero Espinha evitó que el Villa de Aranda lograse el 0-1 y después los de rojo perdieron un balón.

Prácticamente hasta diez minutos antes del descanso el ritmo del encuentro lo marcaron los arandinos. En dos ocasiones llegaron a contar con tres goles de ventaja, en el 4-7 y en el 6-9. Sin embargo, los oscenses comenzaron a carburar en ataque y a endurecerse atrás. Pinto abrió la remontada y Montoya, con dos tantos consecutivos, la cerró para irse a los vestuarios ya con un 11-10.

En el segundo periodo, a pesar de que en los primeros compases se mantuvo la dinámica con Sergio Pérez y Pinto rubricando el 13-10, el mérito de los oscenses estuvo en saber contener a un rival que aún no había dado su brazo a torcer. El Villa de Aranda forzó un nuevo empate en el marcador, un 15-15.

Fue necesario solicitar tiempo muerto y reordenar las ideas; dio resultado. Montoya marcó en el regreso del partido y con ello impidió que los de amarillo diesen la vuelta al tanteo. Después como ganchos frente a un púgil desprotegido, se alzó el puño para festejar otras cuatro dianas (20-15).

El choque se volvió a parar dos veces más, aunque esta vez a petición de los visitantes. Hubo regañina de su técnico, el juego se estabilizó y se entró en un intercambio de goles que posibilitó un final tranquilo para el Bada.

Los oscenses siguen así mirando a la zona noble de la tabla. El sábado visitan al Sinfín, antepenúltimo.

Ficha técnica

Bada Huesca: Espinha (p), Montoya (4), Carmona (3), Adrian Pérez (4), Marcelo (2), Rodrigo Benites (2), Gucek (0), Sergio Pérez (3), Miguel Malo (1), Asier Nieto (2), Joao Pinto(5), Broto (p).

Villa de Aranda: De Vega (p), Souto (2), Da Silva (0), Negrete (2), López Rey (2), Calvo (0), Sukic (1), Linares (0), Megías (5), Llorens (1), García López (3), Marques (0), Almeida (1), Elustondo (2), De Vega (p), Hernando (p).

Goles cada 5’: 2-2; 3-4; 5-7; 6-9; 9-9; 11-10; 13-11; 15-13; 18-15; 21-17; 23-18; 26-19.

Árbitros: Luque Cabrejas y Sánchez Bordetas. Excluyeron dos minutos a los locales Benites y Nieto, y al visitante Llorens.

Incidencias: Partido de la octava jornada de la Asobal. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Juan de Dios Román.

Etiquetas
Comentarios