Despliega el menú
Balonmano

balonmano

El Bada, a por la séptima victoria consecutiva

Los oscenses, en busca de igualar su mejor racha de resultados, visitan al Nava, que acumula cinco tropiezos.

José Nolasco se dirige a sus jugadores durante el partido ante el Puerto Sagunto.
José Nolasco se dirige a sus jugadores durante el partido ante el Puerto Sagunto.
Rafael Gobantes

Dispuesta a seguir haciendo historia, así se presenta este miércoles la plantilla del Bada Huesca en su visita al Nava (20.00) tras seis victorias consecutivas y a una de igualar su mejor registro histórico en la liga Asobal, el que consiguió en la temporada 2013-14. El partido corresponde a la primera jornada y finalmente, si no hay sorpresas de última hora, se podrá celebrar tras dos suspensiones previas.

La primera vez el choque se vio afectado por el aplazamiento general de las jornadas 1 y 3 decretado a petición de varios clubes ante la existencia de varios contagios de covid-19 en la liga y la falta de un protocolo. El duelo se reprogramó entonces para el 7 de octubre. Sin embargo, en pleno viaje de los oscenses, cuando estos se encontraban ya a la altura de Aranda del Duero, llegó la noticia de que de nuevo se frenaba su disputa por la aparición de varios positivos en los segovianos.

Si ahora a la cita el Bada llega con el viento de popa y aún más reafirmado tras su sólido triunfo del sábado pasado ante el PuertoSagunto (23-19), su rival presenta una situación diametralmente opuesta. El Nava encadena cinco derrotas consecutivas, la última de forma muy clara ante el Ademar León (19-27). Así, mientras los altoaragoneses marchan séptimos con doce puntos, sus anfitriones, un conjunto diseñado para cotas más altas, son 14º marcando la salvación.

"El trabajo hecho en los entrenamientos anteriores y en cada partido nos está dando buen rendimiento y el punto de confianza suficiente para afrontar los siguientes retos", expuso José Nolasco, el técnico del Bada, que de todos modos no se fía del Nava. «Tiene experiencia y calidad», advierte.

El conjunto que dirige Diego Dorado plantea una defensa 6-0 con altura en su zona central respaldada por porteros de calidad como Lamariano y Patotski. Para atacar, cuenta con Jorge Silva y Rodrigo Pérez Arca junto a la amenaza que suponen con sus lanzamientos Moyano y un viejo conocido de los oscenses como Filipe Mota.

La expedición del Bada Huesca viajará este miércoles con las excepciones de los lesionados Mosquera y Del Valle, y de Jorge Broto, descarte por decisión técnica, e incluyendo a Joao Pinto, baja en los últimos partidos. El portugués entrenó ayer a buen ritmo y se espera que pueda contar con minutos en el partido. Enfrente, los segovianos recuperan al extremo Vujovic y al lateral Simenas.

Tras el encuentro, el ritmo en la competición no se detendrá. El próximo sábado espera en Pamplona el Anaitasuna en el segundo de los ocho encuentros que restan hasta el final del año.

Etiquetas
Comentarios